viernes, 28 de agosto de 2015

ESTUDIO DE FIRMAS (TERCERA PARTE) EMISIÓN DE 1942

Fernando Augusto Deheza Zambrana

El contexto histórico en el que se gesta y produce la Emisión de 1942 difiere poco en antecedentes y eventos sociales, políticos y económicos de los que caracterizaron la Emisión de 1928.

Al derrocamiento del presidente Hernando Siles Reyes en 1930 tras un golpe de estado, y la instalación de un gobierno transitorio encabezado por Carlos Blanco Galindo, sigue la gestión de conducción del Estado a cargo del presidente electo Daniel Salamanca Urey, intransigente gestor de la Guerra del Chaco derrocado en pleno campo de batalla casi al final de la contienda que deja en 1934 el gobierno en manos de su Vicepresidente y sucesor José Luis Tejada Sorzano, hombre vinculado a la economía y la banca, enérgicamente opuesto a los beneficios desmedidos que percibe el superestado minero.

Continúa en la Post Guerra el gobierno de Daniel Toro Ruilova encumbrado en el poder mediante el golpe de estado que protagonizara Germán Busch en 1936, con una gestión destacable desde el punto de vista económico por la nacionalización de la Standard Oil.

Mediante un segundo golpe de estado gestado y ejecutado por Germán Busch en 1937, Toro es derrocado y reemplazado por este destacado militar que se hace cargo del país en una coyuntura complicada por tensiones políticas y económicas emergentes de la Post Guerra. 

 Luego de la dramática muerte de Busch en agosto de 1939 toma a su cargo el gobierno, por delegación del Ejército, el General Carlos Quintanilla Quiroga, quien ante la presión de la ciudadanía convoca a elecciones en 1940 entregando el poder al electo presidente Enrique Peñaranda del Castillo.

Peñaranda conduce la Nave del Estado entre el 15 de abril de 1940 y el 20 de diciembre de 1943 en medio de fuertes presiones internas y externas derivadas de las demandas de minerales de los países aliados para sostener el esfuerzo de guerra en la Segunda conflagración mundial y las exigencias de mejores condiciones de vida de los sectores mineros y obreros del país. Se destaca en su gestión el diseño de un Plan de Diversificación Productiva, el desarrollo de la infraestructura de comunicaciones, los ajustes económicos para controlar la inflación así como la creación de la Corporación Boliviana de Fomento para impulsar el desarrollo industrial del país.


La Emisión de 1942 surge en este contexto y técnicamente no es otra cosa que una ampliación de la Emisión de 1928 por modificación del Artículo 62 del instrumento legal que ampara esta Emisión cuya transcripción literal es:

ARTÍCULO 62.- . Los billetes del Banco Central de la Nación Boliviana, serán de los siguientes tipos y denominaciones: 5, 10, 20, 50, 100, 500 y 1.000. El Banco cambiará gratuitamente para el público unos tipos por otros de las diferentes denominaciones de sus billetes a la par y a la vista, sin comisión alguna en su oficina principal y en todas sus sucursales.”
Dicha modificación se hace efectiva a través del Decreto Supremo No16-03-1942 de 16 de marzo de 1942 que de manera textual dice:

DECRETO SUPREMO No 16-03-1942 del 16 de Marzo de 1942

MINISTERIO DE HACIENDA

ENRIQUE PEÑARANDA C.

PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPÚBLICA

CONSIDERANDO:

Que con motivo de la desvalorización de la moneda, es necesario autorizar al Banco Central de Bolivia para facilitar el movimiento de sus billetes la emisión de billetes de los tipos de 5.000.- y 10.000.- bolivianos;
POR TANTO: con cargo de aprobación legislativa y con el dictamen afirmativo del Consejo de Ministros:
DECRETA:
ARTÍCULO ÚNICO.- Ampliase el Artículo 62 de la Ley Orgánica del Banco Central de Bolivia, de 20 de Julio de 1928, en la forma siguiente: Los billetes del Banco Central de Bolivia serán en los siguientes tipos y denominaciones: 5, 10, 20, 50, 100, 500, 1.000, 5.000 y 10,000, bolivianos. El Banco cambiará gratuitamente para el público unos tipos por otros de las diferentes denominaciones de sus billetes a la par y a la vista, sin comisión alguna, en su oficina principal o en sus sucursales.
El señor Ministro de Estado en el Despacho de Hacienda y Estadística queda encargado de la ejecución y cumplimiento del presente Decreto.
Dado en el Palacio de Gobierno, de la ciudad de La Paz, a los diez y seis días del mes de Marzo de mil novecientos cuarenta y dos años.
E. PEÑARANDA.- Joaquín Espada.- E. Anze Matienzo.- A. Crespo.- R. Rodas Eguino.- A. Vilar.- A. Pinto Escalier.- J. Sanjinés.- F. Rivera.- Tgral. M. Candia
De esta manera, con un Decreto se modifica una Ley que lo único que hace es agregar las denominaciones de 5.000 y 10.000 bolivianos a las autorizadas para la Emisión de 1928.


CARACTERÍSTICAS DE LA EMISIÓN
La Emisión de 1942 es muy breve y simple. Está constituida por  los dos cortes mencionados de 5.000 y 10.000 bolivianos, ambos con una sola Serie A, números en azul de seis dígitos y 6 configuraciones de firmas.Su impresión fue encomenendada encomendada  a la casa WATELOW & SONS LIMITED LONDRES. Todos los billetes poseen una marca de agua en el costado izquierdo con la imagen de Simón Bolivar (la misma de los billetes de 1928), visible solo a trasluz con el billete ligeramente inclinado.

El Corte de 5.000 bolivianos muestra las  características que se presentan a continuación:

Ilustración 1..- Seis configuraciones de firmas conocidas en el Corte de 5000 bolivianos registradas en el mismo orden descendente en el  CUADRO No. 1
(Imágenes gentilmente proporcionadas por el Dr. Grover Caba Gutiérrez)



CUADRO No.1

El corte de 10.000 bolivianos de igual manera se presenta las imágenes y firmas que se exponen como sigue::

Ilustración 2..- Seis configuraciones de firmas conocidas en el Corte de 10.000 bolivianos registradas en el mismo orden descendente en el  CUADRO No. 2
(Imágenes gentilmente proporcionadas por el Dr. Grover Caba Gutiérrez)
 CUADRO No.2

CONCLUSIONES
Se desarrolló el trabajo con toda la información disponible,  iniciando la presentación con un breve puente histórico entre las emisiones de 1928 y 1942 para poner  en contexto el tema presentado identificando los actores principales  y las circunstancias económicas y políticas del momento.

Resulta singular que ni las guerras ni las revoluciones ni las complejidades de la vida política alteren la relativa calma de los procesos  que administra el Banco Central con operadores que rotan en funciones en y entre gobiernos, con gran regularidad,  aunque evidentemente resulte  difícil a veces identificar funcionarios interinos firmantes designados por gobernantes  de muy breve gestión.
Se declaran como referencias bibliográficas los libros HISTORIA DE BOLIVIA y PRESIDENTES DE BOLIVIA de Carlos Mesa Gisbert y las MEMORIAS DEL BANCO CENTRAL DE BOLIVIA de los años 1928 a 1943. El resto de la información fue extraido del propio material numismatico gentilmente proporcionado por el Dr. Gróver Caba Gutiérrez a quien agrasdecemos profundamente su cooperación y apoyo.
GRACIAS POR SU VISITA



jueves, 18 de diciembre de 2014

ESTUDIO DE FIRMAS (QUINTA PARTE) EMISIÓN DE 1986 EN ACTUAL CIRCULACIÓN

Fernando Augusto Deheza Zambrana
        


ANTECEDENTES

Con la renuncia del General Celso Torrelio Villa en 1982 y la convocatoria al Congreso de 1980  decretada por su sucesor, el General Guido Vildoso para elegir al nuevo Presidente de la República; se cierra un periodo de gobiernos militares de facto que deja como secuela una economía totalmente descontrolada y una crisis hiperinflacionaria de proporciones dantescas.
El Presidente Hernán Siles Suazo instalado en sus funciones en octubre de 1982; imposibilitado de encarar tal situación, convoca a elecciones anticipadas para el mes de julio de 1985. 
El nuevo gobierno encabezado por el Doctor Víctor Paz Estenssoro enfrenta el reto y lanza el Decreto 21.060 de 29 de agosto de 1985 determinando un nuevo rumbo para la economía nacional dentro de los lineamientos de la Economía de Mercado y Libre Competencia. 
Medidas de control radicales como la devaluación de la moneda, reducción del gasto público e introducción del impuesto a la plusvalía, entre otras, son aplicadas para detener la hiperinflación.

CARACTERÍSTICAS DE LA EMISIÓN

Dentro del paquete de medidas económicas adoptadas se emite la Ley 901 de 28 de noviembre de 1986, disponiéndose el cambio del signo monetario de Pesos Bolivianos a Bolivianos con paridad de 1/1.000.000 así como la fabricación y emisión de billetes y monedas de curso legal forzoso. 

En forma preliminar y transitoria, se ordena la utilización de billetes y cheques de gerencia de emisiones inmediatamente anteriores a 1986 con sobrecarga, para los cortes menores de 1, 5 y 10 bolivianos y fraccionarios de 1,5 10 y 50 centavos.


Ilustración 1.- Billete de 100.000 $b. y Cheque de Gerencia de 100.000 $b. ambos 
de la Emisión de 1984 sobrecargados con sello de cambio de valor 
de 10 centavos de Boliviano 

CUADRO No 1

La Emisión Orgánica está constituida por cortes de 2, 5 10, 20, 50, 100 y 200 Bolivianos emitidos entre 1987 y 2015 en nueve series correlativas con identificador literal A; B; C; D; E; F; G; H; I; J  conservando en todos los Cortes y Series el diseño básico original. (La serie J se empezó a emitir  en el mes de marzo del año 2015 con el corte de 20 bolivianos. Los cortes de 10 y 50 bolivianos se emitieron en los meses de abril y julio  del mismo año). Se utilizaron varias casas impresoras para la provisión del material fiduciario.
CUADRO No. 2

MARCAS DE AGUA
Las marcas de agua son imágenes mono o policromáticas  suspendidas en el interior del papel de los billetes,  visibles solo a trasluz, que se utilizan como medida de seguridad,  entre otras, para dificultar su falsificación.
Los billetes de la Emisión de 1986, en todos los cortes, llevan marcas de agua al costado izquierdo con la imagen del Libertador Simón Bolívar en las series iniciales  y una idéntica a la del personaje histórico principal en las otras.








Ilustración 2.- Imagen de un billete Serie I, Corte de 200 bolivianos con Marca de Agua visible a la izquierda.(Fuente: Folleto informativo del BCB)

Para fines de  verificación e identificación de posibles errores o notoriedades se incorpora a continuación el cuadro de registro de marcas de agua  con las que corresponden a cada corte y serie.
Se puede esperar (sin confirmación) que las Series D, E y F de los cortes de 100 y 200 bolivianos presenten singularidades en sus marcas de agua  notables desde el punto de vista numismático.

CUADRO No. 3


REGULARIDAD EN LAS CONFIGURACIONES DE FIRMAS
Desde el punto de vista de la temática de firmas, se ha verificado que cada serie emitida ha sido firmada por las mismas autoridades en todos los cortes.

Ilustración 3.- En la Serie A de la ilustración,  como en las demás (B;C:D:E:F;G;H;J), se establece que los firmantes son los mismos en todos los cortes
 (  Imágenes gentilmente cedidas por el Dr. Gróver Caba Gutiérrez)

Para la identificación positiva de firmas se han buscado en Memorias y otros documentos del BCB las firmas las autoridades involucradas con su correspondiente pié de firma, cuando fue posible conseguirlas.
Ilustración 4.- Ejemplo de Billete de la Serie H Corte de 200 bolivianos 
con firmantes identificados en otros documentos bancarios con pie de firma

FIRMAS EN LA EMISIÓN DE 1986 


El Corte de 2 bolivianos actualmente fuera de circulación, con carácter identificador de serie alfabético sufijo y número de ocho dígitos impresos en color negro, presenta las Series A y B con una sola configuración de firmas por Serie.


Ilustración 5.- Billete de 2 bolivianos Emisión de 1986 Serie B

con la configuración de firmas TRIGO – ROJAS


CUADRO No. 4

El Corte de 5 bolivianos también fuera de circulación en la actualidad, con carácter identificador de Serie alfabético sufijo y número de 8 dígitos impresos en color negro, presenta las Series A , B ,C, D y E con doble configuración de firmas en la Serie C.

Ilustración 6.- Billete de 5 bolivianos Emisión de 1986 Serie

con la configuración de firmas BOADA – PANTOJA


CUADRO No.5

El Corte de 10 bolivianos en circulación en la actualidad, con carácter identificador de Serie alfabético sufijo y número de 8 dígitos hasta la Serie H y 9 en  las Series I y J impresos en color negro, presenta las Series A , B ,C, D, E, F, G, H, I, J con doble configuración de firmas en las Series C, G e I.



Ilustración 7.- Billete de 10 bolivianos Emisión de 1986 Serie D 
con la configuración de firmas CANDIA - GUITIÉRREZ

CUADRO No. 6

El Corte de 20 bolivianos en actual en circulación, con carácter identificador de Serie alfabético sufijo y número de 8 dígitos hasta la Serie H y 9 las Series I  y J impresos en color negro, presenta las Series    A , B ,C, D, E, F, G, H, I, J;  con doble  configuración de firmas en las  Series  G e I.

Ilustración 8.- Billete de 20 bolivianos Emisión de 1986 Serie E

con la configuración de firmas MORALES - VALENCIA

CUADRO No. 7

El Corte de 50 bolivianos en actual en circulación, con carácter identificador de Serie alfabético sufijo y número de 8 dígitos hasta la Serien H y 9 en las Series I y J  impresos en color negro, presenta las Series A, C, D, E, F, G, H, I, J,  con doble configuración de firmas en la Serie

Ilustración 9.- Billete de 50 bolivianos Emisión de 1986 Serie F

con la configuración de firmas MORALES – NOGALES


CUADRO No. 8

El Corte de 100 bolivianos en actual en circulación, con carácter identificador de Serie alfabético sufijo y número de 8 dígitos hasta la Serie H y 9 en  las Series I y J  impresos en color negro, presenta las Series A, C, D, E, F, G, H, I, J con doble configuración de firmas en la Serie G.

Ilustración 10- Billete de 100 bolivianos Emisión de 1986 Serie G

con la configuración de firmas GARRÓN – PARDO


CUADRO No. 9

El Corte de 200 bolivianos en actual en circulación, con carácter identificador de Serie alfabético sufijo y número de 8 dígitos hasta la Serie H y 9 la Serie I impresos en color negro, presenta las Series A, C, D, E, F, G, H, I, con doble configuración de firmas en las  Series   G e I

Ilustración 11.- Billete de 200 bolivianos Emisión de 1986 Serie I

con la configuración de firmas LOZA – PARDO



















CUADRO No 10
*Nota importante

Corresponde destacar que la no emisión de la Serie B en los Cortes de 50, 100 y 200 bolivianos, fue oficialmente confirmada mediante nota escrita por la Gerencia de Operaciones Monetarias del Banco Central de Bolivia,  a petición también escrita del autor.

NOVEDADES Y ACTUALIZACIONES 

1.- A fines de 2014 el Banco Central de Bolivia emite una nueva versión de la Serie I, corte de 200 bolivianos con la configuración de firmas ZABALAGA - RODRÍGUEZ registrada en el Cuadro No. 10.

Ilustración 12.-  Billete de 200 bolivianos Emisión de 1986 Serie I
con la configuración de firmas ZABALAGA - RODRÍGUEZ
(Imagen  e información gentilmente proporcionadas por el Doctor Ernesto Hinojosa Ledezma)


1.- En el año 2015 se registra la  Emisión de la Serie J, Cortes de 10, 20 y 50 bolivianos en las fechas consignadas en los cuadros correspondientes con la configuración de firmas MARCELO ZABALAGA ESTRADA - WILMA IRENE PÉREZ PEPUTSACHIS.





En consideración a que las autoridades firmantes de cada Serie son las mismas para todos los Cortes puede resumirse en el Cuadro No. 10 toda la información consignada en el presente trabajo incluyendo las actualizaciones.
CUADRO No. 11
CONCLUSIONES

Llamará la atención de los lectores que se publique la quinta parte del Estudio de Firmas (Emisión 1986) después de la segunda (Emisión 1928) ignorando las correspondientes a 1942, 1945 y 1962.La razón está en el hecho de haber recibido peticiones de amigos numismáticos que requieren con prioridad este trabajo invocando el axioma relativo al orden de los factores. Por otra parte el autor suponía que solo los billetes fuera de circulación deberían ser coleccionables pero sin duda ese era un error de apreciación porque entre los coleccionistas nacionales esta es una temática frecuente y para los extranjeros tiene importancia especial por difundir las características del material numismático vigente. Las Emisiones pendientes serán completadas tan pronto como sea posible en el orden regular



La realización de este trabajo no hubiera sido posible sin la cooperación del Doctor Gróver Caba Gutiérrez, quién generosamente aportó con valiosa información y con todas las imágenes utilizadas en las ilustraciones extraídas de su colección personal que sin duda debe ser una de las más importantes del mundo. Para él nuestra sincera gratitud.



Corresponde también agradecer al personal ejecutivo del Banco Central de Bolivia en la persona de los señores Lic. Sergio Cerezo Aguirre, Señor Joseph Grady, Ing. Luis Fernando Deheza Rossel; Señor Igor Soria y también el señor Galo Paredes que aportaron con datos significativos y sobre todo con su interés en facilitar la búsqueda de información.Un agradecimiento especial para Don Daniel González Fernández, Don Bernardo Rico Aranibar y  para el Dr. Ernesto Hinojosa Ledezma por compartir imágenes y datos de relevancia sobre el tema.

Se tomaron como referencias bibliográficas el libro MONEDAS, MEDALLAS Y BILLETES DE BOLIVIA y las MEMORIAS ANUALES DE 1987 A 2004 del Banco Central de Bolivia; la Carta Preliminar de Firmas de Bolivia, BOLIVIA PRELIMINARY SIGNATURE CHART registrada en La Red; el libro HISTORIA DE BOLIVIA de Carlos D. Mesa Gisbert y el libro HISTORIA DE BOLIVIA de Herbert S. Klein.



En artículos posteriores se desarrollarán las Emisiones de 1942 y subsecuentes


GRACIAS POR SU VISITA

lunes, 19 de mayo de 2014

ESTUDIO DE FIRMAS (SEGUNDA PARTE): EMISIONES DE 1928

Fernando Augusto Deheza Zambrana

La transformación del Banco de la Nación Boliviana en Banco Central de Bolivia mediante Ley  emitida durante la presidencia del Doctor Hernando Siles  en fecha 20 de julio de 1928,  plantea la necesidad  inmediata de generar una emisión de moneda que cubra los requerimientos del sistema bancario, financiero y comercial del País con la rúbrica del nuevo organismo bancario.. En este contexto se produce la emisión provisional de papel moneda de 1929 consistente en material fiduciario del Banco de la Nación Boliviana emitido en 1911, sobrecargado con sobresello del  BANCO CENTRAL DE BOLIVIA, tratado en el artículo  anterior bajo el denominativo coloquial de “Mercurios con Sobresello”.
La impresión  de la Emisión Orgánica de 1928 es encomendada a la American Bank note Company sobre diseños de tamaño creciente variable con los Cortes de uno, cinco, diez, veinte, cincuenta, cien, quinientos y mil bolivianos instruidos el instrumento legal de emisión cuyas características se muestran en las ilustraciones. 
Los billetes fueron firmados por los titulares de las funciones de Contador, Superintendente de Bancos (antes Delegado de Gobierno) y Gerente General  identificados en cada caso en los correspondientes Cuadros Informativos que se acompañan

De modo general las Emisiones de 1928 (Preliminar, Complementaria y Segunda) son bastante equilibradas y regulares, salvo algunos casos de multiplicidad de arreglos de firmas para una misma Serie (puntos de inflexión sobre una sola serie) dentro los Bloques de Series de los diferentes Cortes; y también el destacable asunto de las firmas de tamaños distintos registrados en la configuración: ARCE – PRUDENCIO – CUENCA que se tratara detalladamente en un artículo anterior.
Se desarrolla a continuación el trabajo con una breve descripción de las características de cada corte, su ilustración con un pie de firma descriptivo y un cuadro resumido que vincula las series con las configuraciones de firmas correspondientes.
Como en los estudios anteriores es necesario puntualizar que la información consignada en el presente trabajo es abierta y podría en cualquier momento ser complementada con nuevos hallazgos. Al mismo tiempo se puede afirmar que ésta posee lo último que registra el estado del arte, actualizado con datos nuevos debidamente justificados que incorpora el autor.

 PRIMERA EMISIÓN
El Corte de 1 boliviano, con identificador de serie alfanumérico y número de seis dígitos separado, ambos en rojo, presenta los bloques de series (A - Z); (A1-Z1); (A2-Z2); (A3-Z3); (A4-Z4); (A5-Z5) y la Serie A6 con numerosos puntos de inflexión en lugares variados del conjunto.



Ilustración 1.- Primero y último billetes Corte  1 boliviano Primera Emisión 1928









CUADRO No. 1

El Corte de 5 bolivianos, con identificador de serie alfanumérico y número de seis dígitos separado, ambos en rojo, presenta los bloques de series (A - Z); (A1-Z1); (A2-Z2); (A3-Z3); (A4-Z4); (A5-Z5); (A6-Z6); (A7-Z7); (A8-Z8); (A9-Z9) y (A10-M10) con numerosos puntos de inflexión en lugares variados del conjunto y una sola Serie (Y) con dos configuraciones de firmas.



Ilustración 2.-Billete de 5 bolivianos Primera Emisión 1928 notable por el desplazamiento de las firmas hacia  arriba


CUADRO No. 2

El Corte de 10 bolivianos, con identificador de serie alfanumérico y número de seis dígitos separado, ambos en rojo, presenta los bloques de series (A - Z); (A1-Z1); (A2-Z2); (A3-Z3) y (A4-V4); con numerosos puntos de inflexión en lugares variados del conjunto y ninguna Serie con más de una configuración de firmas.


Ilustración 3.- Billetes de 10 bolivianos Primera Emisión 1928 mostrando el primer punto de inflexión entre Series  O  y  P que transita de la configuración de firmas  GRANIER – VALLEJOS – PALACIOS a la de GRANIER - QUIJARRO – PALACIOS


CUADRO No. 3

El Corte de 20 bolivianos, con identificador de serie alfanumérico y número de seis dígitos separado, ambos en azul, presenta los bloques de series (A - Z); (A1-Z1); (A2-Z2) y (A3-Z3); con numerosos puntos de inflexión en lugares variados del conjunto y una sola Serie (N) con dos configuraciones de firmas.


Ilustración 4.-Billetes de 20 bolivianos Primera Emisión de 1928 con punto de inflexión  en una misma serie (N) pasando de la configuración de firmas  GRANIER – QUIJARRO– MORRIS  (Imagen inferior)   a la configuración  GRANIER – PACHECO – MORRIS  (imagen superior)


CUADRO No. 4

El Corte de 50 bolivianos, con carácter identificador de serie alfabético y número de seis dígitos separado, ambos en rojo, presenta los bloques de series (A - G) reverso en rojo y      (G – Z) reverso en naranja, con numerosos puntos de inflexión en lugares variados del conjunto y varias Series (B; E; F; G; N) con dos configuraciones de firmas


Ilustración 5.- Billetes de 50 bolivianos Primera  Emisión 1928 mostrando un punto de inflexión sobre la Serie repetida  G  transitando  de la configuración de firmas ARCE – CESPEDES – MORRIS  (arriba) a la configuración  ARCE  - CESPEDES – CUENCA  (abajo)


CUADRO No. 5

El Corte de 100 bolivianos, con carácter identificador de serie alfabético y número de seis dígitos separado, ambos en azul, presenta un solo bloque de series de series (A - M); algunos puntos de inflexión en lugares variados del conjunto; varias Series (A; B; D) con dos configuraciones de firmas, y una con tres (C).


Ilustración 6.- Billetes de100 bolivianos Primera  Emisión 1928 mostrando un  doble punto de inflexión sobre la Serie repetida  C  transitando de la configuración de firmas RODO – PACHECO  – MORRIS  (arriba) a la configuración  RODO – CESPEDES - MORRIS  (centro) para  rematar en la configuración  ARCE – CESPEDES – MORRIS (abajo)


CUADRO No. 6

El Corte de 500 bolivianos, con carácter identificador de serie alfabético y número de seis dígitos separado, ambos en rojo, presenta solo dos Series (A y B), con numerosos puntos de inflexión sobre la Serie A en lugares variados del conjunto y seis configuraciones conocidas con firmas a mano, todas sobre la misma Serie A.


Ilustración 7.- Billetes de 500 bolivianos Primera  Emisión 1928 exhibiendo las Series  A  y  B con  la configuración de firmas  ARCE – PRUDENCIO – CUENCA en formato pequeño.


CUADRO No. 7

El Corte de 1000 bolivianos, con carácter identificador de serie alfabético y número de seis dígitos separado, ambos en azul, presenta una sola Serie (A) con numerosos puntos de inflexión en lugares variados del conjunto y tres configuraciones conocidas con firmas a mano.


Ilustración 8.- Billete típico de 1000 bolivianos Primera Emisión 1928 Serie A con la configuración de firmas ARCE – PRUDENCIO – CUENCA


CUADRO No. 8

EMISIÓN COMPLEMENTARIA A LA PRIMERA EMISIÓN
Al iniciarse la década de los 30s el Banco Central de Bolivia decide cambiar el diseño de los billetes reduciendo su tamaño pero conservando los rasgos de color y textura que permitan evitar confusion entre los usuarios. De esta manera se encomienda la American Bank Note Company la impresión de un nuevo billete de un boliviano que por su delicada textura filigranada constituye una de las joyas de la numismática boliviana. Ëste se emite como complementario de la Primera Emisión.

El Corte Único de 1 boliviano con identificador de serie alfanumérico y número de seis dígitos separado, ambos en negro, está constituido por los bloques de serie (A – Z) y (A1- Z1) todos firmados por el grupo ARCE – PRUDENCIO – CUENCA, en variedad de posiciones y tamaños.



Ilustración 9.- Primero y último billetes de un boliviano emitidos alrededor de 1932 con carácter complementario a la Primera Emisión de 1928 y con rasgos de menor tamaño y delicado filigranado en el reverso.  Presenta la única configuración de firmas  ARCE – PRUDENCIO – CUENCA  con variedad de posiciones y tamaños como se muestra en las imágenes.


CUADRO No. 9

SEGUNDA EMISIÓN
Al concluir la década de los años 30, momento en el que la Segunda Emisión de billetes de formato pequeño encomendada a WATERLOW & SONS LTD. Londres debía entrar en circulación, se produce el proceso de Nacionalización del Banco Central de Bolivia, mediante DECRETO SUPREMO No 03-08-1939 del 03 de Agosto de 1939 del Presidente Germán Busch lo cual genera modificación de la estructura interna de la institución y el consecuente cambio de autoridades firmantes.
Los rasgos de la nueva emisión se asimilan sin trauma y los nuevos pequeños billetes sustituyen progresivamente a sus antecesores con las características que se detallan:

El Corte de 1 boliviano, con identificador de serie alfanumérico y número de seis dígitos separado, ambos en rojo, presenta los bloques de series (A - Z); (A1-Z1); (A2-Z2); (A3-Z3); (A4-Z4); (A5-Z5); (A6-Z6); (A7-Z7); (A8-Z8); (A9-Z9); (A10-Z10); (A11-Z11); (A12-Z12); (A13-Z3); (A14-D14) con numerosos puntos de inflexión localizados en lugares variados del conjunto. No se registran Series con más de una configuración de firmas

Ilustración 10.- Billetes de 1 boliviano Segunda Emisión de 1928 mostrando el primer punto de inflexión entre Series  U y que pasa de la configuración de firmas  ARCE- PRUDENCIO – CUENCA  a la configuración  ASCARRUNS – PRUDENCIO – CUENCA


CUADRO No. 10


Los años de 1951 y 1952 se utilizan las series subsecuentes de estos billetes con una sobrecarga en diferentes ubicaciones que reza “EMISIÓN 1951” y “EMISIÓN 1952”.


CUADRO No. 11



CUADRO No. 12

El Corte de 5 bolivianos, con identificador de serie alfanumérico y número de seis dígitos separado, ambos en rojo, presenta los bloques de series (A - Z); (A1-Z1); (A2-Z2); (A3-Z3); (A4-Z4); (A5-Z5); (A6-R6); un único punto de inflexión localizado al inicio del conjunto. No se registran Series con más de una configuración de firmas.



Ilustración 11.- Billete de 5 bolivianos Segunda Emisión de 1928 exhibiendo el único punto de inflexión del Corte entre las configuraciones de firmas de ARCE – PRUDENCIO CUENCA  y  la de SÁNCHEZ – PRUDENCIO – DÁMASO CARRASCO



CUADRO No. 13

El Corte de 10 bolivianos, con identificador de serie alfanumérico y número de seis dígitos separado, ambos en rojo, presenta los bloques de series (A - Z); (A1-Z1); (A2-Z2); (A3-T3); y tres puntos de inflexión localizados en diferentes posiciones del conjunto. No se registran Series con más de una configuración de firmas.



Ilustración 12.- Billete típico de 10 bolivianos Segunda Emisión 1928  con la configuración de firmas  SÁNCHEZ – PRUDENCIO – DÁMASO CARRASCO,  destacable por su numeración de serie que representa una Escalera Casi Plena en Notafilia Lúdica


CUADRO No. 14

El Corte de 20 bolivianos, con identificador de serie alfanumérico y número de seis dígitos separado, ambos en azul, presenta los bloques de series (A - Z); (A1-Z1); (A2-Z2); (A3-Z3); (A4-Z4); (A5-Z5); (A6-L6); con varios puntos de inflexión localizados en lugares variados del conjunto y una Serie (D2) con dos configuraciones de firmas diferentes.


Ilustración13.- Billetes de 20 bolivianos Segunda Emisión 1928 exhibiendo la primera y última Series del  Corte


CUADRO No. 15

El Corte de 50 bolivianos, con identificador de serie alfanumérico y número de seis dígitos separado, ambos en rojo, presenta los bloques de series (A - Z); (A1-Z1); (A2-Z2); (A3-H3); con varios puntos de inflexión localizados en lugares variados del conjunto y sin Series con más de una configuración de firmas.



Ilustración 14.- Billetes de 50 bolivianos Segunda Emisión de 1928 exhibiendo el  punto de inflexión  que transita entre las Series  D2 y E2 del Corte entre las configuraciones de firmas de SÁNCHEZ – PRUDENCIO - ASCARRUNZ   y    SÁNCHEZ – PRUDENCIO – DÁMASO CARRASCO


CUADRO No. 16

El Corte de 100 bolivianos, con identificador de serie alfanumérico y número de seis dígitos separado, ambos en azul, presenta los bloques de series (A - Z); (A1-Z1); (A2-Z2); (A3-H3); con algunos puntos de inflexión localizados en lugares variados del conjunto y sin Series con más de una configuración de firmas.


Ilustración 15.-Primer billete de 100 bolivianos Segunda Emisión de 1928     (Serie A) mostrando la configuración de firmas ARCE – PRUDENCIO – CUENCA


CUADRO No. 17

El Corte de 500 bolivianos, con carácter identificador de serie alfabético y número de seis dígitos separado, ambos en rojo, presenta un solo bloque de series de series (A - G); algunos puntos de inflexión en lugares variados del conjunto; y varias Series (A; B; C; D) con dos configuraciones de firmas.


Ilustración 16.- Billetes de 500 bolivianos Segunda Emisión de 1928 mostrando un punto de inflexión sobre la Serie C que pasa de la configuración de firmas BAPTISTA – PRUDENCIO – ASCARRUNZ  a la configuración SÁNCHEZ – PRUDENCIO - ASCARRUNZ


CUADRO No. 18

El Corte de 1000 bolivianos, con carácter identificador de serie alfabético y número de seis dígitos separado, ambos en azul, presenta un solo bloque de series de series (A - D); algunos puntos de inflexión en lugares variados del conjunto; y dos Series (A y B) con dos configuraciones de firmas.


Ilustración 17.- Billetes de 1000 bolivianos Segunda Emisión de 1928 exhibiendo una Serie (B) con dos configuraciones de firmas: SÁNCHEZ – PRUDENCIO - ASCARRUNZ  y    SÁNCHEZ – PRUDENCIO – DÁMASO CARRASCO; punto de inflexión sobre una misma Serie


CUADRO No. 19


CONCLUSIONES
Se han cubierto en el presente artículo las Emisiones Primera, Complementaria y Segunda del año 1928 incluyendo el resello sobre los billetes de 1 boliviano Segunda Emisión los años 1951 y 1952 en todos los Cortes
Como se declaró en instancias anteriores, se tomaron como referencias bibliográficas el libro “MONEDAS, MEDALLAS, BILLETES ACCIONES Y DOCUMENTOS BANCARIOS DE BOLIVIA” Edición 1977 de autoría del señor Luis Alberto Asbún-Karmi; el libro “MONEDAS, MEDALLAS Y BILLETES DE BOLIVIA” del Banco Central de Bolivia así como la “Carta Preliminar de Firmas de Bolivia” (BOLIVIA PRELIMINARY SIGNATURE CHART, 1902-2009).registrada en La Red. Cabe puntualizar que la incorporación de registros nuevos de información al Estado del Arte se encuentra debidamente respaldada por la posesión de las piezas numismáticas correspondientes o por la referencia a la colección que las posee.

Preocupa al autor es estar siendo demasiado extenso. Se espera que la ausencia de comentarios signifique que todo está bien.

En artículos posteriores se desarrollarán las Emisiones de 1942 y subsecuentes.
 GRACIAS POR SU VISITA