sábado, 18 de agosto de 2018

U.- BANCOS PRIVADOS IV.- BANCO NACIONAL DE BOLIVIA

Fernando Augusto Deheza Zambrana


El gobierno del General Mariano Melgarejo Valencia, gestor de las primeras experiencias bancarias representadas por el Banco Boliviano y el Banco Hipotecario, había sido ásperamente criticado por la opinión pública por ceder concesiones y derechos de privilegio sobre estas instituciones a súbditos extranjeros. Esto sumado al desprestigio internacional originado en la emisión de moneda feble que se pretendió solucionar con el empréstito de 1870; terminó por crear el ambiente propicio para el cambio. 

Con la derrota y huida del General Melgarejo el 15 de enero de 1871 y la toma del poder hasta 1872 por parte del General Agustín Morales Hernández, se inicia un nueva etapa política que pregona el fin de la tiranía y otra económica que se dedica inicialmente a deshacer y anular los vestigios del gobierno anterior suspendiendo primero la acuñación de moneda feble, y procediendo luego a la quema de todos los cuños utilizados en la impresión de medallas con la figura de Melgarejo. También se descarta la consolidación del empréstito de 1870. 

Mediante Ley de 14 de agosto de 1871 la asamblea Constituyente faculta al gobierno del General Agustín Morales para promover la creación de instituciones de crédito sujetas a regulaciones constituyendo esta Ley, la base de formulación de la legislación bancaria posterior. Surge en este contexto la figura de Don Mariano Peró, destacado y prestigioso industrial minero que, representando a capitalistas, industriales y comerciantes nacionales y extranjeros, gestiona ante el gobierno del presidente Agustín Morales la creación de un organismo de intermediación financiera. 

Así nace el Banco Nacional de Bolivia, mediante Decreto de 1º: de septiembre de 1871, como entidad de emisión, descuentos, depósitos y préstamos, con doble domicilio legal en la ciudad portuaria de Cobija-Bolivia con derecho exclusivo de 15 años y autorización para emitir billetes de diferentes cortes; y el otro domicilio en la ciudad de Valparaíso-Chile. 

La sucursal de Sucre es la primera en funcionar en territorio nacional siendo a la postre su sede principal; estableciéndose además, sucursales en La Paz y Cochabamba (1872), Potosí (1873),Tarija (1883), Oruro (1888), Tupiza (1901), Uyuni y Santa Cruz (1906; y también en el extranjero: Salta (1882) y Tacna (1887). 

Entre los principales accionistas pueden citarse propietarios de importantes negocios de comercio como Fisher y Compañía; Costa Hermanos, etc.; destacados hombres de negocios bolivianos como Don Aniceto Arce, Gregorio Pacheco y Avelino Aramayo; lo mismo que algunos chilenos como el banquero Agustín Edwards. 
En 1872, por considerarse afectado en sus intereses con la aprobación de nuevos emprendimientos que incluyen emisión fiduciaria, el Banco Boliviano subroga sus derechos de emisión al Banco Nacional de Bolivia con el que se funde y transfiere sus billetes y cartera, los mismos que son utilizados como emisión de transición sobrecargados con en nombre del nuevo banco, con plazo instruido de recojo fijado en 31 de diciembre de 1873

VALORES ESTIMADOS DE PIEZAS EMITIDAS POR AÑOS Y CORTES, SOBRE LOS MONTOS ANUALES DE EMISIÓN REGISTRADOS.


CUADRO No. 1.- Matriz construida sobre los montos anuales emitidos (Benavides- 1972) y porcentajes de cortes autorizados mediante Decreto.

En general la falta de información impide hacer suficientes apreciaciones sobre fechas y series emitidas, salvo las que se puedan obtener de la observación de los ejemplares existentes en manos de coleccionista, comerciantes, museos y eventualmente los mismos bancos que lamentablemente no conservan piezas que circulan (las primeras de la Emisión como debiera ser) sino especímenes y pruebas de diseño e impresión que proporcionan poca información y son poco accesibles al público.


Cuadro No. 2.- Muestra de piezas del Banco Nacional de Bolivia observadas para estimar las características de las diferentes emisiones

En 1873 se emiten los primeros billetes propios encomendados a la American Bank Note Company de Estados Unidos, fechados en su sede, la ciudad portuaria de Cobija; lo mismo que una emisión similar en Antofagasta con el reverso de los billetes cruzado horizontalmente por una franja de color rojo o negro con la leyenda “Emisión del Litoral” Se estima que se emitieron las Series A - D y especímenes, algunos sin año y otros sin serie.


Ilustración 1.- Emisión de Cobija corte de un boliviano(centro); Emisión del Litoral corte de un boliviano con recarga en rojo (arriba) y corte de diez bolivianos con recarga en negro (abajo)

En enero de 1875 se produce la Segunda Emisión del Banco Nacional de Bolivia para la cual se amplía la autorización de ampliación del espectro de cortes con el propósito de permitir emitir billetes fraccionados de 20 y 40 centavos, como todos los demás, con el correspondiente respaldo en metálico 
Se estima que la emisión registra la única Serie A en notas circuladas y especímenes (corte 20 centavos) y especímenes (corte cincuenta centavos)

Ilustración 2.- Billetes de cuarenta y veinte centavos Emisión 1875.


En 1876, a petición del directorio de Valparaíso la institución se separa en dos : El Banco Consolidado de Chile para operar en el Litoral Boliviano y el Banco Nacional de Bolivia para operar en el resto del país con sede en Sucre.. 

En 1877 se produce la Tercera Emisión fechada en la ciudad de Sucre. Se estima que el corte de un boliviano trajo las Series circuladas A - Z con nuevos diseños; y la Serie A en los otros cortes diferentes de uno de los que solo se conocen especímenes como los de de 5 y 10 bolivianos que conserva el BCB y un especimen Serie A corte 100 bolivianos, todos impresos por American Bank Note Company de Estados Unidos.





Ilustración 3.- billete corte 100 bolivianos, Emisión 1977, Serie A, en especimen.

En 1883 se produce la Cuarta Emisión con diseños que muestran figuras clásicas griegas; y con serie estimadas B1 y DD – ZZ circuladas en el corte de un boliviano; Series estimadas A – B;    A1 – B1 en cortes de cinco y veinte; Serie B en especímenes de todos los cortes incluyendo 50 y 100 a cargo de American Bank Note Company de Norte América. Los billetes de Series DD – ZZ incorporan por primera vez en su diseño la efigie del Libertador Simón Bolívar y la figura del Cóndor de Los Andes. En el corte de 5 bolivianos existen falsos de época.



Ilustración 4.- Billete Emisión 1883, Corte un boliviano,         Serie ZZ, circulado


En 1890 se emiten billetes de solo cortes de 50 y 100 bolivianos circulados con la Serie C. Solo se conocen especímenes.



Ilustración 5.- Billete Emisión 1890, Corte 100 bolivianos,      Serie C, en especimen

En 1891 se circulan billetes con la Serie C1 y especímenes Serie C en el Corte de 20 Bolivianos, 


Ilustración 6.- Billete Emisión 1891, corte 20 bolivianos, Serie C, en especimen.

En enero de 1892 se sacan a circulación billetes fechados en Sucre de los cortes estimados: un boliviano Series A – Z; A1 – E1;     HH – ZZ; también billetes corte 5 bolivianos Series A – Z. Los catálogos registran como existentes los cortes de 10, 20, 50, 100 e inclusive de 500 bolivianos, sin mostrar evidencia gráfica, ésta última absolutamente improbable por las regulaciones que solo permitían cortes de hasta 100 bolivianos Constituye ésta la emisión más pesada y variada en los cortes de uno y cinco.


Ilustración 7.- Billetes Emisión 1892, cortes un boliviano,
 Serie B1; y cinco bolivianos Serie E, Circulados.

En enero de 1894 se circulan las Serie B – C en el corte de diez (primer billete circulado de este corte) Los catálogos registran como existentes los cortes de 1, 5, 20, 50, 100 e inclusive 500 bolivianos sin mostrar evidencia gráfica, el de 500 absolutamente improbable por las regulaciones que solo permitían cortes de hasta 100 bolivianos.


Ilustración 8.- Billete Emisión 1894, Serie C, corte 10 bolivianos, circulado-

Existen otros diseños para el corte de 10 bolivianos que circulan como pruebas.

En enero de 1904 se circulan las Series A – B en el corte de 5 bolivianos y la Serie AB en prototipo cancelada. En esta ocasión la impresora de la emisión es Bradbury, Wilkinson & Company de Londres Inglaterra.



Ilustración 9.- Billete Emisión 1904, Corte 5 bolivianos, Serie A, circulado.


En 1910 se circula la Serie A en corte de 20 bolivianos, constituyendo esta la última Emisión. 


Ilustración 10.- Billete Emisión 1910, Corte 20 bolivianos,      Serie A, circulado.


Según registra el BCB en su libro Monedas, Medallas y Billetes de Bolivia: “Algunos de los personeros que firmaron billetes para el Banco Nacional de Bolivia fueron : como delegados del gobierno Jorge Calvo, Domingo Calvo, Guerra, Mansilla, Benavides, Mariaca, Arébalo, Achá, Velasco y José Paravicini; como directores gerentes: Calvo, Reyes, Arana, Irahola, Ybarnegaray, Barra, Urquidi, Urdininea, Ostria, Reynolds, Lora, Frías y Behrich; finalmente, como contadores: Arana, Calvo, Córdova, Moscoso, Reynolds, Ostria, Vargas, Menéndez, Lora y Gantier".


Esta notable institución coadyuvo al desarrollo de la nación en diferentes etapas cruciales de la historia sustentando actividades de apoyo al ejercicio de la soberanía nacional y prestando asistencia a la defensa de la integridad territorial mediante la otorgación de créditos para sostener los esfuerzos de guerra en las confrontaciones del Pacífico; Campaña del Acre; y Campaña del Chaco. En la actualidad, a los 147 años de existencia el Banco Nacional de Bolivia es el más antiguo y uno de los más prestigiosos, grandes y modernos del país. Con una importante red de sucursales y agencias que bridan destacados productos y servicios bancarios, se considera uno de los precursores de la Banca moderna en Bolivia. Su domicilio legal que fuera trasladado a Sucre en 1879 es todavía su centro de actividad. Corresponde destacar que el 14 de enero de 1914 por disposición del gobierno cede al Banco de la Nación Boliviana, hoy Banco Central de Bolivia, sus facultades de emisión de moneda; y en 1919 se fusionan con él los Bancos Argandoña e Hipotecario. 

CONCLUSIONES 

El Cuadro No. 2 constituye el resumen de la investigación sobre piezas existentes que prácticamente ha sustentado la construcción del presente trabajo. 

Puede afirmarse que las emisiones del Banco Nacional de Bolivia se producen en el período comprendido entre los años de 1873 a 1910 con concentración en los cortes de uno y cinco bolivianos en las emisiones de 1883 y 1892. 

La mayor parte de las piezas emitidas son circuladas pero las que se conservan mayormente son especímenes y pruebas de diseño e impresión que son las que atraen particularmente el interés de los coleccionistas por ser de mayor costo aunque de muy limitado contenido informativo. 

La información que se presenta puede ser ampliada o modificada por nuevos hallazgos que si nuestros distinguidos amigos coleccionistas desean reportar con imágenes de ilustración, servirían para mejorar los registros actuales. 

Las imágenes utilizadas que tienen diferentes procedencias y se encuentran en más de una fuente, impiden identificar de manera específica a los propietarios de las piezas que se usan como ilustraciones. Nuestras disculpas por este contratiempo y nuestra disposición a retirarlas o hacer las aclaraciones que correspondan. 

Nuestro especial agradecimiento para los señores Dr. Grover Caba Gutiérrez y Antonio Paz Mendoza por su cooperación en valiosa información e imágenes de sus importantes colecciones. 


BIBLIOGRAFÍA 
1.- Contribución de la Banca Comercial al Desarrollo Económico Nacional,- Luis Marcelo Diez de Medina Valle.- La Paz-Bolivia –2000

2.- Historia Monetaria de Bolivia – Tomos I y II.- Banco Central de Bolivia- La Paz – Bolivia – 2015 
3.-La Moneda Republicana.- Daphne Leytón de la Quintana S/A 
4.- Historia de la Regulación y Supervisión Financiera en Bolivia – Tomo I – ASFI . Primera Edición – La Paz – Bolivia – 2013. 5.- Monedas , Medallas y Billetes de Bolivia – Banco Central de Bolivia – La Paz _ 1999
6.- - Historia de la Moneda en Bolivia.- Julio Benavides M. – Universidad de Oruro - 1969 
7.- .- Cronología de los Bancos en Bolivia.- Msc. David Sustachs Núñez- 2011

La Paz,  agosto 18 del año 2018

GRACIAS POR SU VISITA




domingo, 22 de julio de 2018

T.- III.-BANCOS PRIVADOS.- BANCO HIPOTECARIO

Fernando Augusto Deheza Zambrana

En la cronología de surgimiento de los Bancos Privados en el país, se registra en 1869, la creación del Banco denominado Crédito Hipotecario de Bolivia, dos años después del nacimiento del Banco Boliviano, que lo mismo que el anterior destaca la figura del especulador norteamericano Enrique Meiggs Williams esta vez acompañado por su portavoz Don Lorenzo Claro Cruz, experto financiero y destacado político vinculado a la hacienda e industria de Chile.

Lorenzo Claro Cruz


Con sede en la Paz y con facultades de Emisión, este banco se dedicó a la concesión de préstamos con garantía hipotecaria, iniciando mercado de letras hipotecarias. Su creación mediante Decreto Supremo de 22 de julio de 1869 titulado: “Bases y Condiciones a que debe sujetarse el Banco Crédito Hipotecario de Bolivia” autoriza en la parte resolutiva, constituida por 79 artículos, a Enrique Meiggs y Lorenzo Claro el establecimiento y organización de una Sociedad Anónima bajo la Razón citada, a objeto de suministrar a los propietarios de inmuebles que quieran levantar empréstitos bajo hipoteca, la facilidad de cancelarlos por medio de anualidades a largo plazo. El Decreto por su detalle constituyó un modelo legal y técnico sobre reglamentación de emprendimientos hipotecarios de la época. El banco empezó a funcionar el 1º. De enero de 1870 pero sensiblemente sufrió una quiebra de cuarto grado, fue intervenido y posteriormente liquidado por la institución fiscalizadora del Estado de manera forzosa, en un accidentado proceso que concluyó el año 1960.



Ilustración 1.- Letra Hipotecaria del Banco Crédito hipotecario de Bolivia en especimen. 
Las letras circuladas llevan firma del Delegado de Gobierno (Izquierda), Contador(Centro) y Administrador (Derecha).


El año 1861 mediante Ley de 13 de agosto de 1861, sancionada por el Congreso y promulgada por el Presidente Adolfo Ballivián se crea en la ciudad de Cochabamba, con recursos del Monasterio de Santa Clara, el ”Banco Hipotecario en beneficio de la Agricultura” cuyos préstamos se dirigen a empresarios de la industria agrícola. Los mismos no debían pasar de un monto límite fijado, con fianza mínima de dos veces ese monto y un plazo de pago no mayor a cinco años.

El año 1889, mediante Ley de 4 de noviembre de 1889, sancionada por el Congreso y promulgada por el presidente Aniceto Arce, se autoriza al señor Miguel Elguera para establecer una Sociedad Anónima bajo la razón de "Banco Industrial Hipotecario", con domicilio en la ciudad de La Paz y facultad para establecer sucursales en otros departamentos de la República, cuyo objeto sea realizar préstamos sobre hipotecas de bienes inmuebles, ya en dinero, ya en obligaciones al portador o letras hipotecarias que ganarían intereses y que serían amortizables por sorteos periódicos. 

Ilustración 2.- Otra letra de crédito hipotecario circulada y fechada en La Paz, en enero de 1899 firmada por el Cajero, Contador y Administrador

El mismo año de 1889,mediante Ley de la República de 7 de noviembre de 1889 sancionada por el Honorable Congreso Nacional y promulgada por Don Aniceto Arce como Presidente de la República; se autoriza al señor Adolfo Ballivián para establecer una Sociedad Anónima bajo la razón de "Banco Hipotecario" con Domicilio en la ciudad de La Paz, con facultad de establecer sucursales en otros Departamentos de la República y cuyo objeto sea realizar préstamos sobre hipoteca de bienes inmuebles, ya en dinero, ya en obligaciones al portador, o en letras hipotecarias que ganarían intereses y que serían amortizables por sorteos periódicos. Fue fijado en un año contado desde la aprobación de la concesión, el plazo para el inicio de las operaciones del citado banco; y luego, por intereses de la República fue trasladado a la ciudad de Cochabamba. Posteriormente se fusiona con el banco Crédito Hipotecario nacional. En 1990 pasa a otros grupos accionarios con el nombre de “Banco Hipotecario Nacional Multibanco” con domicilio en la ciudad de La Paz, para finalmente fusionarse por incorporación al City Bank, también en operación en la ciudad de La Paz.

CONCLUSIONES 

Como los distinguidos lectores han debido notar, en este artículo hay más historia que banca, pero con el justificado propósito de enlazar en un relato continuo hechos vinculantes que hacen de la fría descripción de objetos coleccionables, símbolos de una época; y de la Numismática un portavoz valioso de la historia. 
Evidentemente los Bancos Hipotecarios no han realizado emisiones de material fiduciario a pesar de haber sido algunos facultados para hacerlo. Esto no disminuye su importancia cuando han servido para construir sobre ellos la estructura institucional que ahora beneficia a nuestra Patria. 
Un especial agradecimiento a las personas que tuvieron la gentileza de ayudar y otro para los lectores que no solo ayudan con su atención sino que hacen posible e importante este trabajo.

BIBLIOGRAFÍA
1.- Contribución de la Banca Comercial al Desarrollo Económico Nacional,- Luis Marcelo Diez de Medina Valle.- La Paz-Bolivia –2000
2.- Historia Monetaria de Bolivia – Tomos I y II.- Banco Central de Bolivia- La Paz – Bolivia – 2015
3.-La Moneda Republicana.- Daphne Leytón de la Quintana S/A
4.- Historia de la Regulación y Supervisión Financiera en Bolivia – Tomo I – ASFI . Primera Edición – La Paz – Bolivia – 2013
5.- Historia de la Moneda en Bolivia.- Julio Benavides M. – Universidad de Oruro - 1969
6.- Cronología de los Bancos en Bolivia.- Msc. David Sustachs Núñez- 2011
La Paz, julio 21 del año 2018



GRACIAS POR SU VISITA

viernes, 13 de julio de 2018

S.- BANCOS PRIVADOS II.- BANCO BOLIVIANO

Fernando Augusto Deheza Zambrana

Con la fundación la nueva república y el cierre del Banco de San Carlos quedó el surgente Estado, privado de los servicios de intermediación bancaria necesarios a la intensa actividad mercantil, comercial y minera del país. En esta circunstancia la administración del Mariscal Antonio José de Sucre crea cuatro oficinas de rescate localizadas en Potosí, Oruro, La Paz y Tupiza, las que sirven para cubrir los propósitos del, en 1829, extinto Banco de San Carlos, organizadas sobre los sistemas coloniales previos y nutridas inicialmente de moneda residual de la corona española. 
En corto período posterior se realizan varios intentos, más o menos afortunados, de crear instituciones bancarias formales y reguladas. Tal es el caso del Banco de Rescate en 1830; Banco de Emisión y Descuentos en 1834 Banco de Refacciones en 1836; Banco de Crédito Hipotecario de Bolivia en 1839 y los posteriores Banco de la Coca y Banco de la Quina que no llegaron a funcionar o tuvieron corta duración; significando de esta manera que hasta 1867 no existieron bancos propiamente dichos


En este contexto se produce la fundación de un emprendimiento bancario denominado “BANCO BOLIVIANO” mediante Decreto Supremo de 24 de enero de 1867 desarrollado entre los ciudadanos Eusebio Lillo Robles, chileno, asociado con el especulador norteamericano Enrique Meiggs Williams; y el gobierno boliviano, durante la administración del General Mariano Melgarejo Valencia; con las funciones autorizadas de emisión de billetes, letras o cartas de crédito, adelantos sobre producción, comercio con metales preciosos, depósitos y préstamos; considerado por la surgente banca privada, origen del uso de material fiduciario de papel para operaciones mercantiles bolivianas con carácter de primera emisión de billetes autorizada oficialmente. 

Este emprendimiento fue objeto de fuertes críticas por ser su gestor súbdito chileno y por recibir privilegios que solo podían corresponder los mecanismos de administración fiscal. Su creación, sin embargo, como beneficio inmediato a la economía nacional, termina con la especulación de los prestamistas particulares que cobraban intereses superiores al 20% ofreciendo intereses del orden del 7% y formal accesibilidad a los créditos institucionales. 
Funcionó regularmente hasta que al cabo de cuatro años fue intervenido por el gobierno a causa del cuestionamiento público sobre el respaldo que el Estado le brindaba al banco al haber sido omitida la firma del Ministro de hacienda en algunas instancias de la emisión de billetes  y debido al incremento de las depreciaciones registradas en su valor de cambio. 

Por considerarse evento de gran importancia en los orígenes de la Banca Privada de Bolivia se transcribe a continuación el Decreto de creación del BANCO BOLIVIANO.

DECRETO DE 24 DE ENERO.- BANCO BOLIVIANO.- Aprobación de sus estatutos. 

SECRETARÍA GENERAL DE ESTADO.- La Paz, enero 24 de 1867. 

Visto el proyecto de Estatutos del «Banco Boliviano», y considerando el Gobierno; 

Que por resolución Suprema de esta fecha, el Gobierno ha aceptado la propuesta hecha por el Señor Don Eusebio Lillo, para crear y establecer en esta ciudad un «Banco Boliviano» de «Emisión, Depósitos, Descuentos y Préstamos», fundado y dirigido por una Sociedad Anónima de Accionistas Nacionales y Extranjeros; 

Que otorgadas como se hallan, las concesiones y privilegios que se han solicitado para cada una de sus bases, es llegado el caso de considerar los «Estatutos» de dicho «Banco» presentados por el mismo proponente; 

Que examinados y detenidamente discutidos, no ofrecen ningún inconveniente para su adopción, por cuanto se hallan conformes con el régimen seguido en otras Naciones en esta clase de instituciones, ni se hallan opuestos a las leyes de Bolivia consultándose más bien en ellos los intereses y garantías apetecibles a favor de los accionistas del Estado y de cuantos tengan participación ó injerencia en sus operaciones; 
DECRETA

Art. 1.º Apruébanse los cuarenta y siete artículos que constituyen los Estatutos del Banco Boliviano, destinados a su creación, planeamiento y régimen. 

2.-º Cualquiera reforma que en ellos tratare de hacerse en lo sucesivo y en conformidad a lo prescrito en su artículo 47; deberá ponerse en conocimiento del Gobierno Supremo, sin cuya aprobación no podrá regir, ni tenerse por parte integrante de dichos Estatutos. 

.- Cada una de sus deposiciones tendrá fuerza de ley, para los efectos de la acción administrativa, judicial ó fiscal. 
Regístrese, circúlese a las Prefecturas de Departamento, publíquese y devuélvase. 

Rúbrica de S. E.- P. O. de S. E.-Mariano Donato Muñoz, Presidente en Ejercicio 

El Banco Boliviano se consagrará á las siguientes operaciones: 
NEGOCIOS DEL BANCO

- Recibirá y prestará dinero á interés. Descontará Letras, Pagarés y otras obligaciones pecuniarias. 

- Abrirá cuentas corrientes.
- Hará adelantos sobre productos agrícolas y minerales. 
- Recibirá depósitos en dinero, abonando un determinado interés. 
- Comprará y venderá de su cuenta metales preciosos, bonos del Estado y cualesquiera otros títulos de crédito. 
- Girará Letras ó cartas de crédito al interior y al exterior y se encargará de remesas de fondos dentro ó fuera de la República. 

EMISIÓN DE BILLETES. 

El Banco Boliviano, en virtud de autorización Suprema, emitirá billetes al portador. Esa emisión se efectuará en las proporciones siguientes: 

-Un veinte por ciento en billetes de valor de Un boliviano. 

-Un veinte por ciento en billetes de valor de Cinco bolivianos

-Un veinte por ciento en billetes de valor de Diez Bolivianos
-Un veinte por ciento en billetes de valor de Veinte Bolivianos 
-Un Diez por ciento en billetes de valor de Cincuenta Bolivianos 
-Un Diez por ciento en billetes de valor de Cien Bolivianos.
Cada billete, además de las garantías que tendrá desde su fabricación contra las falsificaciones, circulará firmado por el Presidente y Vice del Consejo Administrativo y por el Gerente del Banco. La autorización de la emisión recibe gracia de 15 años.

Los montos emitidos por el Banco Boliviano, estimados sobre registros anuales y porcentajes autorizados por decreto, son los siguientes:

CUADRO No: 1

Estos primeros billetes fueron, en efecto, el signo representativo de la moneda metálica en oro y plata destinado a facilitar el manejo de las transacciones comerciales, al punto que, por disposición oficial del gobierno, se ordenó a las oficinas fiscales su admisión en igualdad de condiciones que la moneda corriente. Su convertibilidad en oro debía estar garantizada.

Su impresión ejecutada entre los años 1869 y 1872, fue encomendada a la Compañía Nacional de Billetes de Banco, Nueva York, en cortes de 1, 5, 10, 20, 50 y 100 Pesos Fuertes. La existencia actual de muy pocos ejemplares billetes del Banco Boliviano y ninguna bibliografía, hacen difícil cualquier intento de establecer las características de la Emisión en lo referente a Series y Firmas, salvo la posibilidad de citar que las piezas circuladas fueron firmadas por el Ministro de Hacienda como representante del Gobierno para avalar la Emisión; y en representación del Banco el Contador y el Director Gerente. 
Se ha realizado una estimación de número de piezas por corte sobre los montos emitidos anualmente(Cuadro No.1) dividiendo dichos montos por cada corte y sumando totales; para así permitir tener una idea aproximada del grado de dificultad de cada pieza (Cuadro No. 2)










CUADRO No. 2

La no disponibilidad de billetes circulados que consignan firmas y fecha de emisión o circulación, impiden fijar las series en el tiempo. 
Corresponde citar la existencia de billetes circulados con Serie, Número, firmas y fecha; billetes circulados con Serie, Número, firmas. fecha y sobresello del Banco Nacional de Bolivia, Especímenes sin firma ni pié de firma ni fecha y Pruebas de diseño e impresión en una sola o en dos caras. 

Billete de 1 Peso Fuerte, con series estimadas 1ª; 2ª; 3ª y 4ª. Literales A; B; C; D

Ilustración 1.- Billete de prueba de 1 Peso Fuerte     Serie . Literal C

Billete de 5 Pesos Fuertes, con Serie estimada . Literales A; B; C; D

Ilustración 2.- Billete de prueba de 5 Pesos Fuertes Serie 1ª. Literal (Colección del señor Dr. Grover Caba Gutiérrez)
Billete de 10 Pesos Fuertes, con Serie estimada Literales A, B, C y D

Ilustración 3.- Billete de prueba de 10 Pesos Fuertes Serie 1ª. Literal(Colección del señor Dr. Grover Caba Gutiérrez)

Billete de 20 Pesos Fuertes, con Serie estimada 1ª Literales A, B, C y D.


Ilustración 4.- Billete de prueba de 20 Pesos Fuertes Serie 1ª. Literal B
Billete de 50 Pesos Fuertes, con Serie estimada   Literal A

Ilustración 5.- Billete de prueba de 50 Pesos Fuertes Serie . Literal (Colección del señor Dr. Grover Caba Gutiérrez)
Billete de 100 Pesos Fuertes, con Serie estimada 1ª  Literal A
Ilustración 6.- Billete de prueba de 100 Pesos Fuertes Serie . Literal (Colección del señor Dr. Grover Caba Gutiérrez)

Billetes traspasados a Banco Nacional de Bolivia con sobresello en la parte central superior del anverso

Ilustración 7.- Billetes circulados de 1 Peso Fuerte Serie 2ª. Literal A arriba y D abajo, números en rojo de cinco dígitos fechado el año 1872 el de arriba y sin año el de abajo, con sobresello del Banco Nacional de Bolivia.(Colección del señor Dr. Grover Caba Gutiérrez)
CONCLUSIONES
Se ha presentado un resumen de antecedentes que contextualizan la creación del Banco Boliviano, así como la información gráfica necesaria para el reconocimiento de las piezas numismáticas emitidas en sus cuatro años de existencia, junto con algunos datos extraídos de la observación de los ejemplares disponibles que por ser pocos ofrecen también poca información especialmente al constituir casi todos Pruebas de impresión y diseño; y muy pocos ejemplares circulados. 
La información contenida en el presente artículo será actualizada a medida que la aparición de nuevos elementos de información haga evidentes adicionales elementos de juicio
Profundo reconocimiento para los señores Dr. Grover Caba Gutiérrez y Lic. Antonio Paz Mendoza por su valiosa ayuda traducida en información importante así como en imágenes de piezas numismáticas de su notable colección. 

BIBLIOGRAFÍA 
1.- Contribución de la Banca Comercial al Desarrollo Económico Nacional,- Luis Marcelo Diez de Medina Valle.- La Paz-Bolivia –2000.

2.- Historia Monetaria de Bolivia – Tomos I y II.- Banco Central de Bolivia- La Paz – Bolivia – 2015. 

3.-La Moneda Republicana.- Daphne Leytón de la Quintana S/A. 

4.- Historia de la Regulación y Supervisión Financiera en Bolivia – Tomo I – ASFI . Primera Edición – La Paz – Bolivia – 2013. 

5.- Historia de la Moneda en Bolivia.- Julio Benavides M. – Universidad de Oruro - 1969. 

6.- Cronología de los Bancos en Bolivia.- Msc. David Sustachs Núñez- 2011. 


GRACIAS POR SU VISITA

jueves, 14 de junio de 2018

R.- BANCOS PRIVADOS I.- ANTECEDENTES - BANCO DE SAN CARLOS


Fernando Augusto Deheza Zambrana

El propósito original del autor de este trabajo y del Blog BOLIVIA NUMISMÁTICA fue presentar estudios sobre todas las emisiones oficiales del Banco Central de Bolivia desde 1911 a la fecha dentro de la especialidad notafílica de firmas; pero, habiéndose completado dicho proyecto con el trabajo sobre la última Emisión del Estado Plurinacional de Bolivia, se ha visto por conveniente, a sugerencia de algunos coleccionistas amigos, cubrir también las actividades de la banca privada anteriores a 1911, desde sus orígenes, no con temática de firmas por la escasez de información disponible, sino con detalles históricos, técnicos y gráficos que faciliten la búsqueda e identificación de piezas numismáticas. Con tal propósito se presenta a continuación el primero de una serie de artículos que se publicarán secuencialmente, gracias al apoyo en información e imágenes de destacados miembros de las Sociedades Numismáticas de Bolivia poseedores de las mejores colecciones de billetes del País, pero sobre todo de un generoso espíritu de cooperación que hace posible cualquier emprendimiento. 
Profundo reconocimiento para los señores Dr. Grover Caba Gutiérrez y Lic. Antonio Paz Mendoza por su valiosa ayuda traducida en información importante así como en imágenes de piezas numismáticas de sus notables colecciónes.

ANTECEDENTES 
Bajo el denominativo genérico de “Billetes de Bancos Privados” se conoce a las emisiones fiduciarias circuladas por bancos bolivianos no estatales, comprendidas entre 1867 y 1911, anteriores a la creación del Banco Central de Bolivia. 

La Banca Nacional tiene sus raíces en las de la Banca del Imperio Español cuando la Monarquía enfrentaba la necesidad de atender las servidumbres financieras de la guerra con el Imperio Británico (1779-1783) y la gestión monopólica del rescate, flujo y movimiento de la producción de plata y oro provenientes de las colonias americanas, en conjunto, gestoras de la creación de entes de intermediación financiera así como de mecanismos de emisión de papel moneda y títulos de deuda.

BANCO DE SAN CARLOS
Bajo esta circunstancia, en fecha 2 de junio de 1782, se crea el “Banco Nacional de San Carlos”, instituido en España, como emprendimiento de carácter privado, por el Rey Carlos III sobre un proyecto presentado el 12 de octubre de 1781 por el Conde de Cabarrús, que propone emitir moneda para enfrentar los gastos de la guerra. Sus objetivos iniciales: servir de apoyo financiero al Estado; hacer frente al reembolso de los vales reales en circulación convirtiéndolos en efectivo; gestionar los pagos del Estado en el extranjero; combatir la explotación financiera y usura y; abastecer al ejército y armada en sus requerimientos de vestuario, equipo y alimentos.


Ilustración 1.-Título de Acción del Banco Nacional de San Carlos con facultad de cesión y negociación.

En 1783 se emiten los primeros billetes que se denominan “Cedulas del Banco de San Carlos” con garantía de reembolso inmediato en metálico. Los mismos no tienen el éxito esperado por la abundancia de plata acuñada en circulación. 

En 1785 se incorporan operaciones de intermediación financiera como ser créditos, apertura de cuentas corrientes y depósitos bancarios así como descuento de letras de cambio y pagarés. El banco también recibe el privilegio de la exportación de plata en barras en el periodo de 1784 -1785 del que obtiene grandes beneficios. 

Desde 1800 hasta su liquidación en 1829, la difícil situación por la que atraviesa España influye de forma decisiva en el inevitable hundimiento del Banco de San Carlos. La depreciación de sus acciones por desajustes de administración junto al impacto provocado por inicio de la Guerra de Independencia en las colonias, precipita su amenaza de quiebra. El gobierno forza al banco a conceder adelantos para fines militares y para el abastecimiento de Madrid en un momento en el que se requería la acumulación de reservas líquidas. Con todo y sin embargo, gestionado por un grupo de hombres de negocios de la época, sobrevive a la Guerra de la Independencia manteniendo abiertas sus oficinas de atención al público con actividades reducidas al descuento de letras y pagarés, y a la otorgación de servicios financieros requeridos por el gobierno 

El Banco Nacional de San Carlos fue una institución que no pudo, como se esperaba, promover el desarrollo económico del estado Español. Los recursos de capital con que contó en el momento de su fundación hubieran podido convertirlo en una entidad central de préstamo para el fomento de la industria, el comercio y la agricultura, pero la falta de planificación, deficiente administración y desafortunados criterios de inversión en proyectos de escasa trascendencia, impidieron que se transformara en motor del desarrollo económico del estado. 
Posteriormente, a partir de 1825, en los albores de la república, cuando no existían instituciones bancarias propiamente dichas, fueron cuatro oficinas de rescate localizadas en Potosí, Oruro, La Paz y Tupiza las que cubrieron las finalidades y tareas del (en 1829) abolido Banco de San Carlos.

El Trabajo de Grado del Destacado economista Don Marcelo Diez de Medina Valle nos ilustra sobre este período cuando en el análisis del marco histórico dice: “En 1830, por Ley de la República se convierte a la Oficina de Rescate de La Paz en el Banco de Rescate. Posteriormente en 1834, se realiza el primer intento serio de constituir un banco bajo la denominación de Banco de Descuento y Circulación en Potosí con el fin específico de efectuar descuento de letras. Este banco no llegó a funcionar. Otra iniciativa de esa época fue la creación del Banco de Refacciones que llegó a funcionar por un plazo de cinco años, cuya orientación era el apoyo a las actividades mineras. En 1838 sus actividades se traspasaron a la Casa de Rescates de Potosí. Posteriormente se hicieron otros intentos de organizar bancos como el Banco de la Coca, Banco de la Quina y el Banco Hipotecario que no llegaron a funcionar o tuvieron corta duración; por lo que se puede afirmar que hasta 1867 no existieron bancos propiamente dichos.” 

Corresponde mencionar en la cronología, como antecedente adicional y hecho notable, la emisión de Bonos del Estado de Bolivia (finalmente no emitidos ni cancelados), impresos por la "Compañía Nacional de Billetes de Banco. Nueva York" que realizara el gobierno de Melgarejo en el año de 1870, para cubrir el empréstito por cuatro millones de pesos negociado con la firma inglesa Meiggs, con garantía de los depósitos de guano de Mejillones y destinado a financiar la conversión de la moneda feble, ante la exigencia de mineros y comerciantes.


Ilustración 2.- Letra de crédito del Empréstito de 1870.

La operación  no llegó a consolidarse debido al golpe militar de 1871 que impidió la firma del acuerdo cuando el gobierno revolucionario negara reconocimiento a los actos realizados por la gestión anterior. 


Ilustración 2.- Fracciones de bonos del Empréstito de 1870, de diferentes denominaciones, como muestra más antigua de un documento bancario.

Emisiones Argentinas de Plata Boliviana
Coincidentes con el nacimiento de la banca privada nacional, en el periodo histórico comprendido entre los años 1866 a 1880, las provincias del interior de la República Argentina realizaron emisiones regionales de papel moneda de diferentes cortes y características tomando como denominación y patrón de conversión la “Plata Boliviana” para cubrir la demanda de circulante y los espacios de intermediación bancaria abiertos por la intensa actividad comercial regional en el sur del Perú y norte de la Argentina


Ilustración 3.- Billete de Cuatro Reales Bolivianos emitido en la época por el BANCO OXANDABURU Y GARBINO, En la Provincia Argentina de Gualeguay.

No se consigue información relacionada con el tema ni referencia alguna a posibles acuerdos; convenios; políticas o disposiciones regulatorias u otros mecanismos de coordinación regional vinculada a los procedimientos bancarios de emisión y uso de este material fiduciario.

Se podría pensar que fueron emisiones de papel moneda contratadas por algún gobierno boliviano de la época, pero no fue así. En realidad se trata de emisiones regionales argentinas destinadas a reducir o sustituir la circulación de moneda extranjera en las áreas identificadas de su territorio, que se explican y justifican en la carencia de metal propio acuñado. 
El autor ha dedicado un artículo completo a este tema que puede consultarse en el Blog bajo el título de “Emisiones Argentinas de Plata Boliviana”. 

CONCLUSIONES 
Resulta interesante observar como entre los pliegues de la historia se esconden pequeños acontecimientos que pueden permanecer ocultos y disolverse en el transcurrir del tiempo.
Se hizo un breve resumen de antecedentes de desarrollo de la Banca Privada desde la época colonial hasta los albores de la República, incorporando información histórica que contextualiza el tema.

Se invita a los lectores a acompañar la publicación de los próximos artículos en los que se examinarán en detalle los Bancos Privados y sus emisiones de billetes, en el período comprendido entre los años 1867 y 1911.
BIBLIOGRAFÍA
1.- Enciclonet 3.0 Enciclopedia en Español para Internet - Banco de San Carlos
2.-  Contribución de la Banca Comercial al Desarrollo Económico Nacional,- Luis Marcelo Diez de Medina Valle.- La Paz-Bolivia –2000.
3.- Historia de la Moneda en Bolivia.- Julio Benavides M. – Universidad de Oruro - 1969.
4.- Cronología de los Bancos en Bolivia.- Msc. David Sustachs Núñez- 2011. 



GRACIAS POR SU VISITA

domingo, 22 de abril de 2018

Q.- PRIMERA FAMILIA DE BILLETES DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA


Fernando Augusto Deheza Zambrana


Con Notas de Prensa NP 28 y 29/2018 de fecha 10 de abril del año 2018, el Banco Central de Bolivia comunicó a la opinión pública la puesta en circulación del nuevo billete del corte de Bs. 10 (diez bolivianos) de la Primera Familia de Billetes del Estado Plurinacional de Bolivia en acto que se realizó en Palacio de Gobierno con asistencia del Presidente del Estado Plurinacional,  Señor Evo Morales Ayma; del Ministro de Economía y Finanzas Públicas, Señor Mario Guillén Suárez; del Presidente del Banco Central, Señor Pablo Ramos Sánchez; y de otras autoridades.


Fuente: BCB Nota de Prensa NP 30/2018 de 11 de abril de 2018 

No ha sido dictada ninguna Ley del Estado o Decreto  que como en el caso de todas las emisiones anteriores,  identifique, autorice y regule específicamente la emisión con características doctrinales y simbológicas del nuevo Estado, salvo  la Resolución de Directorio del BCB No. 040/2018 de 27 de marzo de 2018. Por tanto, como lo reza la impresión  del primer billete de 10 bolivianos, la Primera Familia de billetes del Estado Plurinacional es parte de la Emisión amparada por la Ley N° 901 de 28 de noviembre de 1986. 

Según el Presidente del Banco Central, la emisión cuenta con documentos técnicos que certifican la necesidad de este nuevo material y legales que la respaldan, sustentados en la atribución constitucional del Estado de emitir moneda de curso legal a través del BCB. 


Según las autoridades del Ente Emisor, el propósito de esta emisión es reponer los billetes de la anterior familia (Emisión de 1986) que se encuentran en estado de deterioro por uso, con material fiduciario que represente a todo el país a través de la incorporación de imágenes de personajes históricos, sitios patrimoniales, paisajes naturales, y especies de fauna y flora de distintas regiones. 


El nuevo billete de 10 bolivianos de algodón de 14 x 7 centímetros cuenta con elementos de seguridad de última generación; es de fácil identificación y difícil imitación por falsificadores; tiene componentes  táctiles (impresión en alto relieve) que facilitarán su reconocimiento por parte de personas invidentes; y constituye, en opinión del autor, una pieza de calidad y belleza que puede competir con piezas de cualquier emisión extranjera. Su diseño no muestra Símbolos Patrios tradicionales como todas las anteriores emisiones.


Los billetes de 10 bolivianos en circulación a partir del 10 de abril/2018 están firmados por PABLO RAMOS SÁNCHEZ como presidente del BCB y CARLOS ALBERTO COLODRO LÓPEZ como Gerente General.


Como datos complementarios, la emisión de la nueva familia de billetes cuya impresión fuera encomendada a la empresa francesa OBERTHUR FIDUCIARE SAS mediante licitación pública; está constituida por 671 millones de piezas distribuidas en 41 millones de piezas del corte de 200 bolivianos; 185 millones de piezas de 100 bolivianos; 70 millones de piezas del corte de 50 bolivianos; 161 millones de piezas de 20 bolivianos, 214 millones de piezas de 10 bolivianos; con un costo total de 38.92 millones USD y a un costo promedio unitario de 42 centavos de boliviano. 

Cada tres meses a partir del 10 de abril de 2018 se pondrán en circulación los diferentes cortes de billetes sobre los cuales no se tienen otras referencias gráficas que la información a la que se puede acceder en la dirección http://eju.tv/2016/05/asi-seran-los-nuevos-billetes-2018/  A saber: Corte de 20 Bs en julio/2018; Corte de 50 Bs en octubre/2018; Corte de 100 Bs en enero/ 2019; y Corte de 200 Bs en abril/2019.
Al ser esta una emisión en proceso de desarrollo, la información existente también se encuentra en situación de completamiento razón por la que el presente artículo será actualizado con la salida de cada corte y con la aclaración de los aspectos que pudieran hacerse evidentes en instancias posteriores.  
                      Publicado en fecha Abril, 22 del año 2018.-

El nuevo billete de 20 bolivianos, como estaba previsto, fue puesto en circulación en fecha 3 de julio del año 2018 con todas las características de su predecesor el corte de 10 bolivianos.

Los billetes de 20 bolivianos en circulación a partir del 3 de julio/2018 están firmados por PABLO RAMOS SÁNCHEZ como presidente del BCB y CARLOS ALBERTO COLODRO LÓPEZ como Gerente General.

Actualizado en fecha 4 de julio del año 2018.
GRACIAS POR SU VISITA