lunes, 29 de octubre de 2018

W.- BANCOS PRIVADOS.- VI.- BANCO FRANCISCO ARGANDOÑA

Fernando Augusto Deheza Zambrana

UN POCO DE HISTORIA 

El presidente Aniceto Arce Ruiz fue sucedido en el gobierno del país (1888 – 1892) por el Doctor Mariano Baptista Caserta, después de una controvertida contienda electoral que enfrentó a la candidatura oficialista conservadora propiciada por Arce y representada por el Doctor Baptista, con la candidatura de la oposición formada por la coalición demócrata-liberal encabezada por Eliodoro Camacho.

La nominación de Baptista (1892 – 1896) tras una forzada y violenta segmentación del parlamento, el cual, con pocos auspicios y probabilidades debía ratificar el estrecho triunfo electoral; fue el inicio de un gobierno estigmatizado de estéril e ilegítimo a pesar del prestigio y tradición de apego a la Ley y a la Constitución que a lo largo de su vida política había caracterizado al presidente electo. 
Mariano Baptista Caserta nació en Calchani (Cochabamba) el 16 de julio de 1832. Abogado de profesión. parlamentario, diplomático y Ministro de Estado ejerció la Vice Presidencia de la Nación en el gobierno de Gregorio Pacheco Leyes (1884 – 1888). Se destacó como hábil orador adscribiéndose muy joven a las ideas del conservadurismo. Falleció en Cochabamba el 19 de marzo de 1907 después de haber sufrido persecución política de sus opositores liberales. 
Una de las acciones iniciales del gobierno de Baptista fue autorizar la creación del Banco Francisco Argandoña, mediante Ley de 22 de octubre de 1892 cuyo breve texto se transcribe.

Ley de 22 de octubre de 1892 

MARIANO BAPTISTA, 
PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPÚBLICA. 
Por cuanto el Congreso Nacional ha sancionado la siguiente ley: 
EL CONGRESO NACIONAL 
Decreta: 
Artículo 1°.- Autorízase al señor Francisco Argandoña, para establecer un banco que lleve su nombre, previa rectificación de los puntos observados en su solicitud y estatutos, con la adición al artículo  2° de que puede establecer sucursal en La Paz. 
Artículo 3°.- El ejecutivo cuidará de que el ocurrente salve las observaciones anotadas en el informe anterior de la honorable comisión de hacienda, 
Artículo 4°.- El "Banco Francisco Argandoña" quedará sujeto a las reformas de las Leyes de Bancos que sancione la legislatura. 
Comuníquese al poder ejecutivo para los fines constitucionales. 

Sala de sesiones del honorable congreso nacional en Oruro, á 12 de octubre de 1892. 
Por tanto: la promulgo para que se tenga y cumpla como ley de la república. 

Palacio de gobierno en Oruro, a los veintidós días del mes de octubre de mil ochocientos noventa y dos años. 
M. BAPTISTA. 

Eduardo Guerra, 
Ministro de Hacienda e Industria. 

En concordancia con la Leyes de 1890 y 1891, la solicitud, estatutos y modificaciones de referencia señalaban como funciones y atribuciones del Banco la emisión, descuento, préstamo y depósito de moneda.
El Banco abrió sus puertas al año siguiente (1893 ) con asiento principal en Sucre como una institución personal que se transforma, nueve años después, en Sociedad Anónima, tras un período de crecimiento rápido y expansión acelerada a través de sucursales en los departamentos de Cochabamba, Oruro y Potosí. 
Su fundador Don Francisco Argandoña Revilla (1850 -1910) nació en la ciudad de Potosí-Bolivia. Estudió Mineralogía en Chile y a su retorno al país comienza a trabajar en la Compañía Minera Huanchaca donde logra comprar acciones por un monto de 200.000 pesos. En 1868 se instala en la ciudad de Sucre y en 1874 contrae matrimonio con Doña Clotilde Urioste Velasco en cuya compañía desarrolla amplia labor filantrópica. 
En 1878 ocurre un verdadero auge en la explotación de la plata y la Mina Huanchaca empieza a producir grades cantidades del mineral argentífero aumentando la riqueza de Argandoña y su esposa a tal punto que en 1879 el potentado minero realiza un empréstito al Gobierno de Bolivia para sufragar los gastos de la Guerra del Pacífico.


En 1890, con una gran fortuna acumulada Francisco Argandoña recurre al consejo de su cuñado Clodoveo Urioste Velasco, experto en procedimientos financieros, para invertir su capital en algo diferente a la minería recibiendo la sugerencia de abrir un banco, prospecto que fue el mejor negocio que pudo elegirse en la época y circunstancia. De esta manera en 1892 nace el Banco Argandoña que tuvo una vigencia de 20 años.

En 1894, Don Francisco Argandoña es nombrado Encargado de Negocios de Bolivia en Chile iniciando así su carrera diplomática. Luego el gobierno del Presidente Mariano Baptista lo nombra Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario ante la Santa Sede y las Cortes de Europa, cargo que fuera aceptado a título honorario. Con residencia en París también representó a su país ante las cortes de Roma, San Petersburgo, Berlín y Madrid haciendo una destacada labor de divulgación de los rasgos, historia, geografía y costumbres de Bolivia en espacios diplomáticos en los que era desconocida la existencia del país.
En diciembre de 1898 la pareja Argandoña–Urioste recibe en la Santa Sede en Roma, la Bula Papal de Su Santidad León XIII que por su labor filantrópica les concede el título de Príncipes de La Glorieta.


El año 1900 es destituido de sus funciones diplomáticas por el nuevo gobierno liberal encabezado por el General José Manuel Pando (1899-1904) 

El 27 de agosto de 1910 fallece Don Francisco Argandoña en Francia a la edad de 60 años, después de una corta enfermedad. Al fallecimiento de su esposo Doña Clotilde permanece brevemente en París para luego retornar al país y entre otras ocupaciones administrativas disponer la fusión del Banco Argandoña con el Banco Nacional de Bolivia del que su esposo fuera Socio fundador e importante accionista. 

El 29 de octubre de 1933, Doña Clotilde Urioste de Argandoña, Princesa de la Glorieta muere a los 76 años de edad, y el gobierno del Doctor Daniel Salamanca Urey le rinde homenaje declarando Duelo Nacional. 


EMISIONES FIDUCIARIAS DEL BANCO ARGANDOÑA 

Tomada la información del libro HISTORIA DE LA MONEDA EN BOLIVIA, de Julio Benavídes M, los montos de las emisiones de billetes desde la creación del Banco hasta su retiro de circulación sirvieron de base para la construcción del Cuadro No. 1.

Cuadro No. 1 

La estimación del número de piezas de cada corte se basa en los porcentajes autorizados por regulaciones bancarias y en el comportamiento del archivo histórico de cortes y series de billetes examinados que contiene el Cuadro No. 2. 

Cuadro No. 2

La identificación de firmas, con la escasa información disponible queda fuera del alcance del presente trabajo. Se transcribe al final un listado de firmantes que el Banco Central incorporó en su publicación Monedas, Medallas y Billetes de Bolivia.

La Primera Emisión fechada en 1º de enero de 1893 está constituida por cortes de uno, cinco, diez, veinte, cincuenta y cien bolivianos de los cuales se identificaron los de uno, cinco, diez y veinte, suponiendo que los de cincuenta y cien que representaban cantidades importantes de dinero, fueron usados con las otras emisiones, y todos los restantes devueltos al Banco para su posterior incineración quedando solo algunos especímenes que no poseían entonces valor de circulación aunque sí actualmente un alto valor numismático. Los billetes de esta emisión fueron impresos por la firma Bradbury Wilkinson & Company de Londres. 

El Corte de un boliviano presenta las Series D y F verificadas, más un Specimen JN;  y supuestas las Series A, B, C, D, E y F.

Ilustración 4.- Billete circulado, Emisión 1893, Corte un boliviano, Serie F

El Corte de cinco bolivianos presenta las Serie B verificada; un especimen también Serie B; y supuestas las Series A y B

Ilustración 5.- Billete circulado, Emisión 1893, Corte cinco bolivianos, Serie B

El Corte de diez bolivianos presenta las Serie A verificada; dos especímenes Serie A y B; y supuestas las Series A y B.

Ilustración 6.- Billete circulado verificado Emisión 1893, , Corte diez bolivianos, Serie B

El Corte de veinte bolivianos presenta la Serie A Circulada  y verificada; especímenes Series A y B; y supuestas las Series A y B.

Ilustración 7.- Billete circulado y verificado, Emisión 1893, Corte veinte bolivianos, Serie A

El Corte de cincuenta bolivianos no presenta Series circuladas; Existe un especimen Serie A; y en Series Supuestas solo la Serie A.

Ilustración 8.- Billete Espécimen, Emisión 1893, Corte cincuenta bolivianos, Serie A.

El Corte de cien bolivianos no presenta series circuladas ; Existe un especimen Serie A; y en Series Supuestas solo la Serie A

Ilustración 9.- Billete Espécimen, Emisión 1893, Corte cien bolivianos, Serie A

La Segunda Emisión fechada en 1º de enero de 1898 está constituida por cortes de uno y cinco bolivianos, y se supone que los cortes de diez, veinte, cincuenta y cien bolivianos que probablemente se circularon fueron piezas sobrantes de la Primera Emisión (1893). 

Los billetes de esta emisión también fueron impresos por la firma Bradbury Wilkinson & Company de Londres. 

El Corte de un boliviano presenta las Series circuladas y verificadas E; K; N; Q; S; U; V; W; X; Z; DD; EE; FF; y supuestas las series E - Z y AA – FF. No se encontraron especímenes.

Ilustración 10.- Billetes circulados y verificados Emisión 1898, Corte un boliviano Serie Q el de arriba y Serie FF el de abajo

El Corte de cinco bolivianos presenta la Serie única circulada y verificada C que aparentemente es la única. No se encontraron especímenes.

 Ilustración 11.- Billete circulado Emisión 1898, Corte cinco bolivianos, Serie C


La Tercera Emisión fechada en 1º de enero de 1905 probablemente fue una emisión complementaria de la Segunda Emisión (1893) que solo había circulado una serie (Serie C) en el corte de cinco bolivianos la misma que no abasteció para cubrir las necesidades del Banco. 

No se pudo verificar existencia de piezas circuladas que seguramente las hubo, sino solo especímenes sin Serie y Serie A en el corte de cinco bolivianos. 
Los billetes de esta emisión también fueron impresos por la firma Bradbury Wilkinson & Company de Londres.

Ilustración 12.- Billete especimen, Emisión 1905, Corte cinco bolivianos, Serie A

La Cuarta Emisión fechada en 1º de enero de 1907 probablemente fue una emisión complementaria de la Segunda Emisión de1893 y la Tercera Emisión de 1905, las mismas que no abastecieron para cubrir las necesidades del Banco en el Corte de Cinco Bolivianos. 

El Corte único de cinco bolivianos presenta las Series circuladas y verificadas  D y F; los especímenes Series E, D, G y BC; y supuestas las Series D, E y F
Los billetes de esta emisión también fueron impresos por la firma Bradbury, Wilkinson & Company de Londres.

Ilustración 13.- Billete especimen, Emisión 1907, Corte cinco bolivianos.

La Quinta Emisión fechada en 1º de enero de 1909 parece ser una reimpresión de las tres últimas series (DD, EE, FF) del Corte de un boliviano de la Emisión de 1898 con fecha cambiada. No se verificó existencia de especímenes en ninguno de los Cortes. 
Los billetes de esta emisión también fueron impresos por la firma Bradbury Wilkinson & Company de Londres.

Ilustración 14.- Billete circulado y verificado, Emisión 1909, Corte un bolivianos, Serie EE

El Banco Central de Bolivia, en su publicación MONEDAS, MEDALLAS Y BILLETES DE BOLIVIA señala: “Las autoridades que estamparon su firma en estos billetes son: como Delegados del Gobierno Julio Calvo, en sello de color negro y azul, y Gutiérrez Guerra; como Directores Gerentes Bustillos, Córdova, Seoane, Arce, Ramírez, Yañez, Arana y Zamorano y, como Cajeros Yañez, Urdininea y Zamorano”. 

CONCLUSIONES 

Resulta apasionante en el caso del Banco Francisco Argandoña penetrar en la interesante historia personal y familiar de este notable personaje tan representativo de la época y la aristocracia del País en un contexto histórico breve pero vinculado al de los temas tratados con anterioridad referentes al desarrollo de la banca privada de Bolivia previos a la creación del Banco Central. 

Se ha intentado manejar el espacio del texto evitando desperdicio que abuse del interés de los lectores, pero el volumen de la información gráfica indispensable a los atributos de claridad y precisión sumado al propósito último de ofrecer información significativa, nos concede una justificación. 


Como en el caso de las publicaciones anteriores sobre Bancos Privados, las imágenes utilizadas que tienen diferentes procedencias y se encuentran simultáneamente en más de una fuente, impiden identificar de manera específica a los propietarios de las piezas que se usan como ilustraciones. Nuestras disculpas por este contratiempo y nuestra disposición a retirarlas, sustituirlas o hacer las aclaraciones de fuente que correspondan. 


Nuestro especial agradecimiento para los señores Dr. Grover Caba Gutiérrez y Antonio Paz Mendoza por su cooperación en valiosa información e imágenes de sus importantes colecciones. 


BIBLIOGRAFÍA 


1.- Contribución de la Banca Comercial al Desarrollo Económico Nacional,- Luis Marcelo Diez de Medina Valle.- La Paz-Bolivia –2000


2.- Historia Monetaria de Bolivia – Tomos I y II.- Banco Central de Bolivia- La Paz – Bolivia – 2015 


3.-La Moneda Republicana.- Daphne Leytón de la Quintana S/A 


4.- Historia de la Regulación y Supervisión Financiera en Bolivia – Tomo I – ASFI . Primera Edición – La Paz – Bolivia – 2013.

 5.- Monedas, Medallas y Billetes de Bolivia – Banco Central de Bolivia – La Paz _ 1999


6.- Historia de la Moneda en Bolivia.- Julio Benavides M. – Universidad de Oruro - 1969 


7.- Cronología de los Bancos en Bolivia.- Msc. David Sustachs Núñez- 2011 

 8.- Portal GENI Árbol genealógico del Mundo. 


La Paz, octubre 29 del año 2018



GRACIAS POR SU VISITA













No hay comentarios:

Publicar un comentario