viernes, 13 de julio de 2018

S.- BANCOS PRIVADOS II.- BANCO BOLIVIANO

Fernando Augusto Deheza Zambrana

Con la fundación la nueva república y el cierre del Banco de San Carlos quedó el surgente Estado, privado de los servicios de intermediación bancaria necesarios a la intensa actividad mercantil, comercial y minera del país. En esta circunstancia la administración del Mariscal Antonio José de Sucre crea cuatro oficinas de rescate localizadas en Potosí, Oruro, La Paz y Tupiza, las que sirven para cubrir los propósitos del, en 1829, extinto Banco de San Carlos, organizadas sobre los sistemas coloniales previos y nutridas inicialmente de moneda residual de la corona española. 
En corto período posterior se realizan varios intentos, más o menos afortunados, de crear instituciones bancarias formales y reguladas. Tal es el caso del Banco de Rescate en 1830; Banco de Emisión y Descuentos en 1834 Banco de Refacciones en 1836; Banco de Crédito Hipotecario de Bolivia en 1839 y los posteriores Banco de la Coca y Banco de la Quina que no llegaron a funcionar o tuvieron corta duración; significando de esta manera que hasta 1867 no existieron bancos propiamente dichos


En este contexto se produce la fundación de un emprendimiento bancario denominado “BANCO BOLIVIANO” mediante Decreto Supremo de 24 de enero de 1867 desarrollado entre los ciudadanos Eusebio Lillo Robles, chileno, asociado con el especulador norteamericano Enrique Meiggs Williams; y el gobierno boliviano, durante la administración del General Mariano Melgarejo Valencia; con las funciones autorizadas de emisión de billetes, letras o cartas de crédito, adelantos sobre producción, comercio con metales preciosos, depósitos y préstamos; considerado por la surgente banca privada, origen del uso de material fiduciario de papel para operaciones mercantiles bolivianas con carácter de primera emisión de billetes autorizada oficialmente. 

Este emprendimiento fue objeto de fuertes críticas por ser su gestor súbdito chileno y por recibir privilegios que solo podían corresponder los mecanismos de administración fiscal. Su creación, sin embargo, como beneficio inmediato a la economía nacional, termina con la especulación de los prestamistas particulares que cobraban intereses superiores al 20% ofreciendo intereses del orden del 7% y formal accesibilidad a los créditos institucionales. 
Funcionó regularmente hasta que al cabo de cuatro años (1872) fue intervenido por el gobierno a causa del cuestionamiento público sobre el respaldo que el Estado le brindaba al banco al haber sido omitida la firma del Ministro de hacienda en algunas instancias de la emisión de billetes  y debido al incremento de las depreciaciones registradas en su valor de cambio. 
El banco Boliviano subrogó sus derechos de emisión al Banco Nacional de Bolivia y sus billetes fueron sobresellados por este banco con un plazo de retiro de circulación hasta diciembre de 1873.

Por considerarse evento de importancia en los orígenes de la Banca Privada de Bolivia se transcribe a continuación el Decreto de creación del BANCO BOLIVIANO.

DECRETO DE 24 DE ENERO.- BANCO BOLIVIANO.- Aprobación de sus estatutos. 

SECRETARÍA GENERAL DE ESTADO.- La Paz, enero 24 de 1867. 

Visto el proyecto de Estatutos del «Banco Boliviano», y considerando el Gobierno; 

Que por resolución Suprema de esta fecha, el Gobierno ha aceptado la propuesta hecha por el Señor Don Eusebio Lillo, para crear y establecer en esta ciudad un «Banco Boliviano» de «Emisión, Depósitos, Descuentos y Préstamos», fundado y dirigido por una Sociedad Anónima de Accionistas Nacionales y Extranjeros; 

Que otorgadas como se hallan, las concesiones y privilegios que se han solicitado para cada una de sus bases, es llegado el caso de considerar los «Estatutos» de dicho «Banco» presentados por el mismo proponente; 

Que examinados y detenidamente discutidos, no ofrecen ningún inconveniente para su adopción, por cuanto se hallan conformes con el régimen seguido en otras Naciones en esta clase de instituciones, ni se hallan opuestos a las leyes de Bolivia consultándose más bien en ellos los intereses y garantías apetecibles a favor de los accionistas del Estado y de cuantos tengan participación ó injerencia en sus operaciones; 
DECRETA

Art. 1.º Apruébanse los cuarenta y siete artículos que constituyen los Estatutos del Banco Boliviano, destinados a su creación, planeamiento y régimen. 

2.-º Cualquiera reforma que en ellos tratare de hacerse en lo sucesivo y en conformidad a lo prescrito en su artículo 47; deberá ponerse en conocimiento del Gobierno Supremo, sin cuya aprobación no podrá regir, ni tenerse por parte integrante de dichos Estatutos. 

.- Cada una de sus deposiciones tendrá fuerza de ley, para los efectos de la acción administrativa, judicial ó fiscal. 

Regístrese, circúlese a las Prefecturas de Departamento, publíquese y devuélvase. 

Rúbrica de S. E.- P. O. de S. E.-Mariano Donato Muñoz, Presidente en Ejercicio 

El Banco Boliviano se consagrará á las siguientes operaciones: 

NEGOCIOS DEL BANCO

- Recibirá y prestará dinero á interés. Descontará Letras, Pagarés y otras obligaciones pecuniarias. 
- Abrirá cuentas corrientes.

- Hará adelantos sobre productos agrícolas y minerales. 

- Recibirá depósitos en dinero, abonando un determinado interés. 

- Comprará y venderá de su cuenta metales preciosos, bonos del Estado y cualesquiera otros títulos de crédito. 

- Girará Letras ó cartas de crédito al interior y al exterior y se encargará de remesas de fondos dentro ó fuera de la República. 
EMISIÓN DE BILLETES. 

El Banco Boliviano, en virtud de autorización Suprema, emitirá billetes al portador. Esa emisión se efectuará en las proporciones siguientes: 

-Un veinte por ciento en billetes de valor de Un boliviano. 

-Un veinte por ciento en billetes de valor de Cinco bolivianos

-Un veinte por ciento en billetes de valor de Diez Bolivianos

-Un veinte por ciento en billetes de valor de Veinte Bolivianos 

-Un Diez por ciento en billetes de valor de Cincuenta Bolivianos 

-Un Diez por ciento en billetes de valor de Cien Bolivianos.


Cada billete, además de las garantías que tendrá desde su fabricación contra las falsificaciones, circulará firmado por el Presidente y Vice del Consejo Administrativo y por el Gerente del Banco. La autorización de la emisión recibe gracia de 15 años.
Los montos emitidos por el Banco Boliviano, estimados sobre registros anuales y porcentajes autorizados por decreto han sido incorporados en el Cuadro No. 1, el que contiene una estimación de número de piezas por corte sobre los montos emitidos anualmente dividiendo dichos montos por cada corte y sumando totales para así permitir tener una idea aproximada de cantidades y grado de dificultad de cada pieza.


CUADRO No: 1

Estos primeros billetes fueron, en efecto, el signo representativo de la moneda metálica en oro y plata destinado a facilitar el manejo de las transacciones comerciales, al punto que, por disposición oficial del gobierno, se ordenó a las oficinas fiscales su admisión en igualdad de condiciones que la moneda corriente. Su convertibilidad en oro debía estar garantizada. La impresión de la emisión impresión ejecutada entre los años 1869 y 1872, fue encomendada a la Compañía Nacional de Billetes de Banco, Nueva York, en cortes de 1, 5, 10, 20, 50 y 100 Pesos Fuertes. La existencia actual de muy pocos ejemplares billetes del Banco Boliviano y ninguna bibliografía, hacen difícil cualquier intento de establecer las características de la Emisión en lo referente a Series y Firmas, salvo la posibilidad de citar que las piezas circuladas fueron firmadas por el Ministro de Hacienda como representante del Gobierno para avalar la Emisión; y en representación del Banco el Contador y el Director Gerente.

La no disponibilidad de billetes circulados que consignan firmas y fecha de emisión o circulación, impiden fijar las series en el tiempo.
Corresponde citar la existencia de billetes circulados con Serie, Número, firmas y fecha; billetes circulados con Serie, Número, firmas. fecha y sobresello del Banco Nacional de Bolivia, Especímenes sin firma ni pié de firma ni fecha y Pruebas de diseño e impresión en una sola o en dos caras. La  limitada información disponible y verificada, ha sido vaciada  en el Cuadro No. 2.



CUADRO No. 2

REVISIÓN DE LAS EMISIONES

Billete de 1 Peso Fuerte, con series estimadas 1ª; 2ª; 3ª y 4ª. Literales A; B; C; D
Ilustración 1.- Billete de prueba de 1 Peso Fuerte     Serie . Literal C

Billete de 5 Pesos Fuertes, con Serie estimada . Literales A; B; C; D

Ilustración 2.- Billete de prueba de 5 Pesos Fuertes Serie 1ª. Literal (Colección del señor Dr. Grover Caba Gutiérrez)
Billete de 10 Pesos Fuertes, con Serie estimada Literales A, B, C y D

Ilustración 3.- Billete de prueba de 10 Pesos Fuertes Serie 1ª. Literal(Colección del señor Dr. Grover Caba Gutiérrez)


Billete de 20 Pesos Fuertes, con Serie estimada 1ª Literales A, B, C y D.

Ilustración 4.- Billete de prueba de 20 Pesos Fuertes Serie 1ª. Literal B

Billete de 50 Pesos Fuertes, con Serie estimada   Literal A
Ilustración 5.- Billete de prueba de 50 Pesos Fuertes Serie . Literal (Colección del señor Dr. Grover Caba Gutiérrez)

Billete de 100 Pesos Fuertes, con Serie estimada 1ª  Literal A
Ilustración 6.- Billete de prueba de 100 Pesos Fuertes Serie . Literal (Colección del señor Dr. Grover Caba Gutiérrez)

Billetes traspasados a Banco Nacional de Bolivia con sobresello en la parte central superior del anverso
Ilustración 7.- Billetes circulados de 1 Peso Fuerte Serie 2ª. Literal A arriba y D abajo, números en rojo de cinco dígitos fechado el año 1872 el de arriba y sin año el de abajo, con sobresello del Banco Nacional de Bolivia.(Colección del señor Dr. Grover Caba Gutiérrez)

CONCLUSIONES
Se ha presentado un resumen de antecedentes que contextualizan la creación del Banco Boliviano, así como la información gráfica necesaria para el reconocimiento de las piezas numismáticas emitidas en sus cuatro años de existencia, junto con algunos datos extraídos de la observación de los ejemplares disponibles que por ser pocos ofrecen también poca información especialmente al constituir casi todos Pruebas de impresión y diseño; y muy pocos ejemplares circulados. 
La información contenida en el presente artículo será actualizada a medida que la aparición de nuevos elementos de información haga evidentes adicionales elementos de juicio.


Las imágenes utilizadas que tienen diferentes procedencias y se encuentran simultáneamente en más de una fuente, impiden identificar de manera específica a los propietarios de las piezas que se usan como ilustraciones. Nuestras disculpas por este contratiempo y nuestra disposición a retirarlas, sustituirlas o hacer las aclaraciones que correspondan.
Especial reconocimiento para los señores Dr. Grover Caba Gutiérrez y Lic. Antonio Paz Mendoza por su valiosa ayuda traducida en información importante así como en imágenes de piezas numismáticas de su notable colección. 

BIBLIOGRAFÍA 

1.- Contribución de la Banca Comercial al Desarrollo Económico Nacional,- Luis Marcelo Diez de Medina Valle.- La Paz-Bolivia –2000.

2.- Historia Monetaria de Bolivia – Tomos I y II.- Banco Central de Bolivia- La Paz – Bolivia – 2015. 

3.-La Moneda Republicana.- Daphne Leytón de la Quintana S/A. 


4.- Historia de la Regulación y Supervisión Financiera en Bolivia – Tomo I – ASFI . Primera Edición – La Paz – Bolivia – 2013. 


5.- Historia de la Moneda en Bolivia.- Julio Benavides M. – Universidad de Oruro - 1969. 


6.- Cronología de los Bancos en Bolivia.- Msc. David Sustachs Núñez- 2011. 

Actualizado al 12 de noviembre de 2018


GRACIAS POR SU VISITA

No hay comentarios:

Publicar un comentario